Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El pánico acosa a la elite económica, que advierte sobre "el día después"

En medio de la turbulencia financiera, las principales empresas catalanas mostraron su preocupación

Jueves 05 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION

MADRID.- El dinero catalán se asustó en medio de un desplome generalizado de valores, suba de la tasa de riesgo y en la inédita advertencia de sus hombres de negocios, que por primera vez desde que todo esto empezó rompieron el silencio para prevenir que el "día después" no sería, precisamente, un mar de rosas.

Foto: Reuters / Yves Herman

Para sumar al panorama complejo, se supo ayer del caso de una empresa que por sólo anunciar que se trasladaba de Cataluña a Madrid experimentó una meteórica suba en su cotización. Sólo por eso, en su conjunto, la economía regaló una verdadera pesadilla al proyecto independentista en Cataluña. Las alarmas se tradujeron, por primera vez, en un mensaje de los hombres de negocios de la región.

"Vivimos en un estado de máxima preocupación", sostuvo un comunicado del Círculo de Economía, que reúne a las principales empresas de la región. Están allí, entre otros, los propietarios de firmas como Nina Ricci y Jean Paul Gaultier.

En pleno derrumbe de valores, especialmente de los bancos, el pronunciamiento aseguró que la economía privada observa con "mucha inquietud" la anunciada declaración unilateral de independencia. "Eso sumiría al país en una situación extraordinariamente compleja y de consecuencias desconocidas, pero, seguramente, muy graves", añadió.

Fuera de micrófono, empresarios y operadores catalanes expresan desconcierto ante la incertidumbre de lo que llaman "el día después".

Con un perfil altamente exportador y necesitado de crédito para sus operaciones, un paso de esa naturaleza sin reconocimiento internación alguno, como el que se perfila, generaría severas dificultades operativas a la economía cotidiana.

Es como si nadie estuviera pensando en eso. En "cómo haremos al día siguiente", escuchó LA NACION.

Si todo eso no bastara, una historia de la economía real se sumó a la pesadilla de los independentistas. La protagonizó una empresa de biotecnología que ayer subió más de veinte puntos en su cotización.

¿Qué fue lo que hizo Oryzon, tal el nombre de la firma en cuestión? Nada más que anunciar que trasladaba su sede de Cataluña a Madrid.

Apenas llegó la comunicación obligatoria a la Comisión de Valores, el valor de la firma se disparó en la rueda y terminó cerrando 20 puntos arriba. El dato fue un mazazo para el "sueño histórico" en el que se ha subido la Generalitat.

Para el resto, la mala jornada siguió sin cambios, sólo que esta vez la inquietud no fue sólo catalana, sino que también trasladó su efecto al resto de la economía en general, e incluso a algunos valores europeos.

El indicador de la bolsa local siguió la racha bajista en la que se mantiene desde el viernes último, cuando comenzaron los aprestos para el referéndum del pasado domingo.

Con una caída superior al 2%, el indicador promedio de la bolsa madrileña perdió por momentos la barrera psicológica de los 10.000 puntos, considerada, más que nada, una referencia del entusiasmo en la economía. Una vez más, los índices más castigados fueron los bancos catalanes. En estos últimos tres días de vértigo, Sabadell y Caixabank perdieron, en conjunto, más de 3000 millones de euros en su valoración.

Directivos de ambas entidades tuvieron que mandar mensajes para tranquilizar a sus clientes y asegurarles que sus "intereses" están protegidos.

Aunque no se lo dice abiertamente, lo que flota es el temor a un "corralito" catalán, en el caso de que la Generalitat avance, como está previsto que lo haga, en una declaración unilateral de la independencia.

Según trascendió, desde el Banco de España se monitorea especialmente el comportamiento de los depósitos en la banca de la región para detectar movimientos inusuales de retiro.

De hecho, el ministro español de Economía, Luis de Guindos, tuvo que zanjar y sumarse al mensaje de tranquilidad.

"Los bancos catalanes son bancos españoles y europeos. Son entidades sólidas y los clientes no tienen nada que temer", dijo.

El termómetro económico

3000

Millones de euros

La desvalorización de los bancos Sabadell y Caixabank, los principales de la región

20%

Capitalización

Fue el aumento de la cotización de una empresa que anunció su traslado a Madrid

-2,8%

Índice Ibex

Fue el retroceso que experimentó en las operaciones de ayer la Bolsa de Madrid

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.