Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sin debate sobre el control de armas, Trump visitó a las víctimas de Las Vegas

El presidente viajó con su esposa, Melania; el FBI interrogaba a la novia del tirador, que volvió desde Filipinas al país tras la matanza

Jueves 05 de octubre de 2017
Melania, Trump y el jefe policial de Las Vegas, ayer, en conferencia de prensa
Melania, Trump y el jefe policial de Las Vegas, ayer, en conferencia de prensa. Foto: LA NACION

LAS VEGAS.- Luego de afirmar que el domingo fue un "día muy, muy triste" para él y para el país, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó ayer a Las Vegas para visitar a los heridos y familiares de las víctimas de la matanza de 58 personas en medio de un recital de música country. En tanto, los investigadores comenzaron a interrogar a la novia del tirador que perpetró la masacre, que regresó anteanoche al país luego de varias semanas en el extranjero. Aunque por el momento no existen sospechas sobre ella, podría ayudar a esclarecer qué fue lo que llevó a un contador jubilado de 64 años, sin antecedentes conocidos de violencia, a abrir fuego desde el piso 32 de un lujoso hotel y concretar el más letal tiroteo de la historia del país.

El Air Force One de Trump aterrizó en el aeropuerto cerca del famoso bulevar de Las Vegas durante la mañana y el presidente descendió de la nave acompañado de su esposa, Melania, vestida completamente de negro en señal de luto.

En referencia a las investigaciones, el mandatario dijo que la policía "ha hecho un trabajo fantástico en muy poco tiempo". Y agregó: "Se están enterando de mucho más", aunque señaló que los avances de la investigación serán anunciados "en el momento oportuno". Sin embargo, no dio detalles sobre las investigaciones ni los avances.

Luego, junto a su esposa, realizó una visita privada en Las Vegas a algunos de los 527 heridos en el ataque. Al menos 45 pacientes internados en dos hospitales seguían ayer en estado crítico.

La novia, bajo la lupa

En tanto, las investigaciones giraron ahora hacia Marilou Danley, de 62 años, novia de Stephen Paddock, el tirador de Las Vegas, que reside desde hace 20 años en Estados Unidos y llegó la noche del martes proveniente de Filipinas, de donde es oriunda y donde estaba la noche de la matanza.

"Esperamos obtener alguna información de ella pronto", afirmó el jefe de la policía de Las Vegas, Joseph Lombardo.

"Conocí un Stephen Paddock bondadoso, cariñoso y tranquilo", dijo poco después Danley en un comunicado leído por su abogado. "Nunca me dijo nada o hizo alguna acción que me alertara que algo horrible como esto pudiera pasar."

Danley llegó a Filipinas el 15 de septiembre, según los documentos de inmigración del país asiático. Se marchó el 22 de septiembre y regresó tres días más tarde en un vuelo procedente de Hong Kong. Viajaba con pasaporte australiano.

Según un funcionario filipino, Paddock viajó por lo menos dos veces al país natal de su novia. El funcionario no estaba autorizado a hablar públicamente de los viajes del atacante y habló con la condición de mantener el anonimato.

Dijo que Paddock había visitado Filipinas en 2013 y 2014, cerca de la fecha de su cumpleaños, y que permaneció entre cinco y seis días en ambas ocasiones. Según el funcionario, no había otros detalles sobre esos viajes.

Paddock transfirió 100.000 dólares a una cuenta en Filipinas días antes del tiroteo, dijo un funcionario estadounidense informado por las fuerzas de seguridad.

Los investigadores siguen intentando rastrear ese dinero y revisan también al menos una decena de reportes financieros de las últimas semanas, que apuntan a que Paddock apostó más de 10.000 dólares al día. Los registros públicos no mostraron signos de que tuviera problemas financieros.

Agencias AP y AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.