Prestó su auto para una entradera y lo condenaron a seis años y medio de cárcel

El Peugeot 408 utilizado para el robo fue decomisado para que sea utilizado por la Policía

Jueves 05 de octubre de 201708:41

Un hombre fue condenado a seis años y medio de cárcel por haber prestado su auto a una banda de ladrones que cometió una "entradera" en la ciudad de Mar del Plata. El Peugeot 408 utilizado para el robo fue decomisado para que sea utilizado por la Policía, se informó hoy.

Se trata de Juan Carlos Ramos, de 25 años, a quien el Tribunal Oral en lo Criminal N 1 consideró "partícipe necesario de robo agravado" y ordenó el secuestro de su Peugeot 408. Tras el fallo, dictado ayer, el juez Facundo Gómez Urso ordenó la detención inmediata del imputado, que había llegado al juicio en libertad.

Según se informó, Ramos contaba con una condena anterior de tres años y medio de prisión por lo que se formó un incidente de unificación en relación a ambas. Según publicó en su sitio web el portal marplatense 0223, "se demostró que el vehículo Peugeot 408 era propiedad de Ramos, era utilizado por él y se encontraba bajo su dominio"

La "entradera" se produjo la mañana del 8 de enero del año pasado en una casa de la calle Olavarría al 3200, del barrio Los Troncos, adonde llegaron cuatro ladrones a bordo del Peugeot 408 y sorprendieron a su habitante, una jubilada de 78 años. El hijo de la víctima llegó al lugar y tomó los datos del vehículo, por lo que avisó a la Policía.

La misma tarde del robo, Ramos fue detenido aunque se resistió y el juez descartó la posibilidad planteada por la defensa que se haya tratado de un "préstamo lícito" a un amigo y que el imputado no sabía quién se lo había llevado. Para Gómez Urso, "Ramos entregó voluntariamente su vehículo antes del hecho" y "ninguna otra hipótesis resulta compatible con la prueba reunida".

El acusado no declaró durante el juicio y el magistrado interpretó en su sentencia que esto pudo haber sido por "códigos entre delincuentes, temor a represalias, relación estrecha con los autores, vínculos familiares o cercanos o cualquier otro motivo semejante", ya que los cuatro ladrones nunca fueron identificados.

"Ramos sabía cuál sería el destino del auto porque conocía a los terceros que lo recibieron y porque se lo devolvieron en perfectas condiciones, lo que confirma la entrega voluntaria y fina", señaló en la sentencia.

Agencia DyN

Ver comentarios
Ir a la nota original