Uruguay: una niña filmó mientras la violaban para denunciar al agresor

La víctima tiene 10 años y logró capturar las imágenes con la ayuda de la hija del abusador

Nelson Fernández
Corresponsal en Uruguay
Jueves 05 de octubre de 201714:12

MONTEVIDEO. Una niña de 10 años, indignada con su padre al descubrir que abusaba sexualmente de su compañera de escuela, ideó un plan para llevarlo a prisión, que consistió en que su amiga dejara violarse una vez más, mientras filmaban con una pequeña computadora para documentar la evidencia.

Hicieron varios intentos hasta que lograron el video, que fue clave para que una jueza del interior del Uruguay procesara con prisión al hombre de 62 años, por "reiterados delitos de atentado violento al pudor".

El caso ocurrió en la ciudad de Artigas, del norte uruguayo, limítrofe con el Brasil.

El caso

La niña de 10 años iba con regularidad a la casa de su compañera de clase para jugar y escuchar música. Cuando la madre de la amiga no estaba en la casa, el padre la mandaba al almacén del barrio para hacer alguna compra, "para quedarse a solas con la otra pequeña", según consta en el expediente de procesamiento.

Entonces era cuando "procedía a manosearla en sus genitales"; hechos que "fueron realizados en reiteradas ocasiones en el transcurso de un año".

El quiebre en la historia se dio cuando "la propia hija presenció" uno de esos abusos y le dijo "a su amiguita que sabía lo que su papá le estaba haciendo", que tenía "mucho miedo de su padre y que nadie les iba a creer". Y por eso le propuso usar "la ceibalita", una mini computadora portátil que los escolares reciben de obsequio del Estado, "para filmar tal situación, lo que logran luego de varios intentos".

La niña abusada contó el caso a su tía y le mostró el video. Así fue enterado su padre, que presentó una denuncia en la policía y también mostró las imágenes que las dos escolares habían grabado.

Detuvieron al hombre, a su esposa y a un hijo varón, pero estos dos últimos fueron liberados sin cargos. El instituto estatal del Niño y el Adolescente (INAU) hizo un informe sicológico del caso.

La confesión

El hombre admitió los abusos. Primero dijo que había sido sólo una vez, pero luego reconoció que lo había hecho durante varios meses. La fiscal Mariela Núñez pidió procesamiento con prisión, lo que fue dispuesto por la jueza Lucía Granucci.

El año anterior, también un video grabado en otra "ceibalita" había determinado que un hombre de la ciudad de Florida, a 100 kilómetros de Montevideo, abusaba de su sobrina de 9 años, lo que quedó registrado en un video, descubierto por otro familiar.

La fiscal dijo que el caso de Artigas trascendía a un abuso puntual: "Esta acción tan valiente de una niñita abusada debería servir no solo para que se haga justicia, sino para que toda la sociedad tome conciencia de que estas cosas pasan con más frecuencia de la que creemos y que los niños no mienten, no inventan, y que ante una situación de abuso, aunque crean que no existen pruebas, siempre deben denunciar, porque estos hechos abusivos marcan la vida de los niños para siempre y es nuestro deber hacer lo imposible para evitarlos, perseguirlos y condenarlos".

Ver comentarios
Ir a la nota original