La Argentina y Chile avanzan en un acuerdo para eliminar el roaming entre ambos países

A fines de octubre se firmará un acuerdo comercial que permitirá eliminar los cargos extra por el uso de la telefonía móvil para los viajeros y turistas de ambos países

Viernes 06 de octubre de 201700:30

Los usuarios de telefonía celular de la Argentina y Chile podrán realizar llamadas de voz y acceder a Internet desde el teléfono móvil sin tener que preocuparse por los recargos adicionales del roaming cuando crucen la frontera. Esto será posible tras el acuerdo comercial bilateral entre ambos países, que tendrá una firma oficial a fines de octubre, de acuerdo a lo informado por la Cancillería Argentina.

El fin del roaming entre los usuarios de la Argentina y Chile forma parte de una de las medidas en materia comercial que acordaron los mandatarios Michelle Bachelet y Mauricio Macri en áreas tan diversas como inversiones, servicios, compras públicas, telecomunicaciones y comercio electrónico.

Tras la confirmación con la firma de ambos mandatarios, los respectivos cuerpos legislativos de la Argentina y Chile deberán evaluar cada una de las disposiciones del acuerdo. Luego de esta etapa, se espera que se implemente el fin del roaming en el lapso de un año. En Chile, además, hace poco entró en vigencia una regulación que obliga a los extranjeros a dar de alta su teléfono si quieren usarlo en terreno chileno con una línea de ese país para evitar los cargos extra de roaming.

A su vez, el interés por este tipo de acuerdos llevó a las autoridades de telecomunicaciones de otros países vecinos a estudiar una modalidad que elimine el roaming en buena parte del Mercosur, aunque por ahora es sólo una intención.

Con el panorama actual de roaming, los usuarios tienden a desconectar el equipo de la red móvil y apelan al Wi-Fi, y es por eso que las operadoras buscan impulsar el fin del roaming para promover el uso de sus abonos más allá de las fronteras. Claro, Movistar y Personal ya ofrecen abonos con roaming transparente en países limítrofes o de América latina, pero requiere un pago diferencial o estar suscripto a los abonos más caros.

De esta forma, con el fin del roaming los usuarios pueden mantener el consumo de llamadas, SMS y datos tanto en su país de origen como en aquellos destinos que permitan seguir utilizando los servicios a precio local. Como antecedente, el Viejo Continente es uno de los escenarios de referencia como antecedente del fin de pagos extra en el servicio de telefonía móvil en los países miembro de la Comunidad Europea.

Ver comentarios
Ir a la nota original