Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El trauma en los chicos, otro impacto de la crisis venezolana

Expertos y padres alertan sobre los efectos psicológicos derivados de la escasez y la violencia

Viernes 06 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Una chica venezolana del barrio de Petare, en Caracas, angustiada por la crisis
Una chica venezolana del barrio de Petare, en Caracas, angustiada por la crisis. Foto: Reuters / Andrés Martínez

LOS TEQUES, Venezuela.- A principios de julio, los hermanos Jeremías (8 años) y Victoria (3) estaban en pijama y se preparaban para dormir cuando un cilindro de gas lacrimógeno atravesó la ventana de su cocina. Efectivos de la Guardia Nacional (la policía militarizada de Venezuela) asaltaban su edificio en una ciudad montañosa cerca de Caracas, en busca de opositores que protestaban desde hacía tres meses contra Nicolás Maduro.

En medio de los gritos de los vecinos, los efectivos arrestaron a docenas de jóvenes, según Gabriela, la madre de los chicos. Ella y su esposo, Yorth, escondieron a sus hijos en el armario, mientras el departamento se llenaba de una nube de gas.

Los efectivos no llegaron a entrar a su casa, pero la aturdida familia fue incapaz de dormir esa noche y el departamento apestó por días. Lo peor fue que el incidente cambió a los chicos.

Jeremías empezó a suplicar que abandonaran Venezuela. Su hermana menor, que antes ni siquiera tenía miedo a la oscuridad, se mostraba aterrorizada cada vez que oía un ruido fuerte, como un trueno. Un mes después, la familia vendió lo que pudo y salió del país en ómnibus con 250 dólares, para unirse a la marea de venezolanos que huyen. El caso de los hijos de Gabriela pone de manifiesto el impacto psicológico que la crisis tiene en los más jóvenes.

Los meses de protestas contra el chavismo interrumpieron el curso del año escolar y mantuvieron a muchos chicos escondidos en sus casas o expuestos a escenas violentas. Y la recesión paralizante generó escasez de productos como leche y pañales, mientras que la inflación significa que los juguetes o los uniformes escolares queden fuera del alcance de muchas familias.

No hay datos que examinen o contabilicen los efectos psicológicos que tuvo la agitación sobre los chicos venezolanos, pero maestros, expertos, activistas de derechos humanos y padres sugieren que podría ser una carga intensa.

"Tenemos unos chicos que desde muy temprana edad se tienen que plantear cómo sobrevivir", dijo el psicólogo Abel Saraiba, de la organización de defensa de los derechos infantiles Cecodap. Agregó que casi la mitad de sus 50 pacientes presenta síntomas relacionados con la crisis.

Los chicos son más propensos a la ansiedad, la agresividad y la depresión, y también podrían presentar dificultades para relacionarse, porque perciben el mundo exterior como un lugar hostil, alertan expertos.

Algunos padres no tienen otra opción que llevar consigo a sus hijos a las largas colas para comprar comida; o incluso enviarlos a trabajar o mendigar. Dicen que ahora los juegos infantiles incluyen parodias sobre encontrar comida en el supermercado. En los casos más dramáticos, los chicos sufren desnutrición.

El mozo Víctor Córdova, que vive en Petare, el barrio pobre más grande de Caracas, se reparte entre tres empleos, mientras su mujer, Yennifer, cuida de sus cuatro hijos. A veces despiertan a sus padres en la noche para pedir comida, y pasan gran parte del día preguntando cuándo llegarán las cajas de alimentos básicos que subvenciona el gobierno.

Otros padres, horrorizados por el colapso de la otrora pujante Venezuela, intentan ocultar la crisis a sus hijos. La contadora Suset Gutiérrez les dice a sus dos hijos en la industrial Ciudad Guayana que los disparos de los delincuentes que se escuchan de noche son fuegos artificiales de fiestas o neumáticos que revientan.

Agencia Reuters

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas