Edmund Phelps: "No querría sacrificar empleos para tener una inflación más baja"

El premio Nobel de Economía 2006 elogió el gradualismo del Gobierno; cree EE.UU. no subirá las tasas bruscamente

Viernes 06 de octubre de 2017

Edmund Phelps, premio Nobel de Economía 2006 por sus estudios sobre la relación entre el desempleo y las expectativas de inflación, indicó que es acertada la decisión de controlar gradualmente la suba de precios. "No querría sacrificar empleos para tener una tasa de inflación más baja", sostuvo. Luego de disertar en la cumbre Economía Verde sobre "Salvar el medioambiente", el economista y profesor de la Universidad de Columbia, casado desde hace 43 años con la argentina Viviana Montdor, dijo que el país puede "tener una economía con crecimiento extraordinario aun con una tasa de inflación del 22%" y advirtió que el riesgo de aplicar una política monetaria gradual es que no hay garantías de que la inflación realmente baje mes a mes.

-Para este año se espera una inflación del 22%, superior a la meta establecida. ¿Cree que esto puede afectar la credibilidad del Banco Central?

-Las predicciones sobre la economía son muy difíciles, porque siempre hay medidas desconocidas que surgen y no pueden ser anticipadas en los pronósticos. No es sorprendente que haya años en los que la inflación es peor que la esperada, pero estoy seguro de que también habrá años en los que será mejor.

-¿La tasa de interés es suficiente para controlar la inflación? ¿Qué pasa con la política fiscal?

-Es muy difícil acertar si la política monetaria es suficientemente óptima para hacer bajar la inflación. La economía podría entrar en un boom, que ya está ocurriendo, pero sería un poco riesgoso para el Banco Central asumir que va a haber un boom y fijar sobre la base de eso la tasa de interés cuando hay tanta incertidumbre. La Argentina va a tener que acostumbrarse al hecho de que está viviendo momentos totalmente impredecibles, en que las cosas seguramente van a estar mucho mejor. Ya están mucho mejor. Pero no hay garantías de que van a mejorar cada mes, cada temporada, cada año.

-¿Cree que la tasa de interés mundial va a aumentar si en febrero cambian las autoridades de la Reserva Federal?

-Primero, falta ver en qué magnitud va a aumentar la tasa Estados Unidos. Constantemente creemos que van a aumentar las tasas y al final no ocurre. Entonces, me parece muy difícil creer que la Fed va a hacer un gran aumento de las tasas. Van a intentar complacer a todos, aumentando las tasas, pero no demasiado.

-Con una tasa de desempleo del 8,7%, ¿cree que el Banco Central hace lo correcto al bajar gradualmente la inflación, o debería hacerlo más rápido?

-Creo que es mejor no ir muy rápido. La moderación es algo bueno. No querés disparar la tasa de desempleo, no querés sacrificar empleos para tener una tasa de inflación más baja ya mismo. Pero mientras el Banco Central está siguiendo un plan antiinflacionario moderado, eso no garantiza que no haya episodios de mayor inflación. Pero no se puede tener todo.

-¿Cree que bajar la inflación es una medida fundamental para que haya más inversiones?

-La Argentina puede tener un crecimiento económico extraordinario con una inflación del 22% anual. No lo recomendaría, pero lo pueden hacer. Las decisiones para invertir de las empresas están basadas en el tamaño del mercado doméstico, en qué va a pasar con las exportaciones y con la política monetaria y fiscal. Los factores reales, como la productividad, son muy importantes. La inflación es uno de los 15 o 20 factores que una compañía tiene en cuenta para decidir si hace una inversión o no. Ahora la tasa de inflación no está tan alta como para ocupar el tope de la lista de lo que se tiene en cuenta al invertir.

Ver comentarios
Ir a la nota original