Pichetto se convierte de a poco en el bastonero de la renovación del peronismo

Se reunió ayer con la cúpula de la CGT y antes lo hizo con intendentes, legisladores y gobernadores; apunta a aislar al kirchnerismo

Laura Serra
LA NACION
Viernes 06 de octubre de 2017

El despacho de Miguel Pichetto en el Senado se convirtió en una suerte de meca para los dirigentes peronistas. En los últimos tres días, el jefe de los senadores del PJ recibió a gobernadores, senadores, diputados, a la cúpula de la CGT e incluso a tres intendentes bonaerenses que en público profesan su lealtad a Cristina Kirchner.

Fragmentado y sin una conducción clara, el peronismo encuentra en Pichetto un articulador clave de las distintas posiciones internas. La obsesión del senador rionegrino es recobrar la unidad perdida tras la experiencia kirchnerista, convencido de que los gobernadores, el movimiento obrero y los legisladores peronistas, los pilares del partido, no tienen otra alternativa que unir sus fuerzas para resistir la oleada triunfalista del oficialismo y plantarse como alternativa de poder.

Ese punto de encuentro peronista se dará en el Congreso, donde el oficialismo, en su condición de primera minoría, estará obligado a discutir las leyes que necesita para su segunda etapa de gobierno. Pichetto, junto con el diputado Diego Bossio (Bloque Justicialista), busca conformar una única fuerza parlamentaria que sea el reflejo fiel de los gobernadores. En la Cámara de Diputados se trabaja en un gran interbloque que contenga también a Sergio Massa.

Las sucesivas reuniones que tuvieron a Pichetto como anfitrión revelan, a las claras, que la ascendencia del rionegrino dentro del partido es proporcional a la pérdida de peso político de la ex presidenta Cristina Kirchner, pese a que ahora se reivindica como peronista.

Síntoma de ello fue el encuentro que el jefe de los senadores tuvo anteayer con tres intendentes de Unidad Ciudadana: Gustavo Menéndez (Merlo), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Santiago Magiotti (Navarro).

"Imaginando la Argentina que viene", escribió en su red social de Twitter el intendente Menéndez al publicar la foto junto a Pichetto. La foto despertó todo tipo de suspicacias y broncas en el kirchnerismo, que temen un masivo corte de boletas en detrimento de Cristina Kirchner en los distritos del conurbano.

El lunes pasado, Pichetto recibió a legisladores y gobernadores peronistas: allí se acordó que elaborarán una postura común frente al oficialismo en el debate de las leyes económicas y de la ley de presupuesto 2018, que comenzará después de las elecciones legislativas del 22 del actual.

"La premisa central es resguardar los recursos de las provincias", enfatizó uno de los presentes en la reunión.

Ayer fue el turno de los sindicalistas. De la reunión participaron los integrantes de la cúpula cegetista, Oscar Acuña, Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, acompañados por otros dirigentes sindicales, como Oscar Rodríguez, del gremio de estatales; José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias, y Gerardo Martínez, de la construcción.

Además, encabezados por Pichetto, participaron los senadores Juan Manuel Abal Medina, Rodolfo Urtubey, Dalmacio Mera, Marina Riofrío y José Ojeda, y los diputados del Bloque Justicialista Diego Bossio y Luis Beder Herrera, quien llevó al gobernador de su provincia, el riojano Sergio Casas.

Los sindicalistas se llevaron el compromiso que vinieron a buscar: ninguna ley laboral que auspicie el Gobierno se aprobará en el Congreso sin que sea acordada previamente con la central obrera.

"Sucedió con el impuesto a las ganancias, también con la ley de ART. Vamos a acompañar aquellas iniciativas que hayan sido antes consensuadas con la CGT", enfatizó Pichetto al finalizar la reunión.

Para la central obrera, hay tres cuestiones inclaudicables en la negociación colectiva: la ultraactividad y la integridad territorial de los convenios colectivos de trabajo; que ningún acuerdo inferior perfore los convenios marco, y la universalidad de la seguridad social.

"Reconocemos al Senado como uno de los sectores institucionales fundamentales que tiene el peronismo en la reconstrucción que queremos para que el partido vuelva a ser una alternativa creíble de cara a 2019", resaltó, por su parte, Daer.

En esta nota:
Ver comentarios
Ir a la nota original