Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un proyecto de ley para reforzar la asistencia alimentaria

En un relevamiento, Barrios de Pie cuestiona la dieta de los comedores

Viernes 06 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

La organización Barrios de Pie activó una jornada de ollas populares frente al Obelisco en reclamo de que el Congreso sancione una ley de emergencia alimentaria, una iniciativa que apunta a reforzar presupuestariamente los comedores escolares.

Barrios de Pie, protagonista en la mesa de negociación que los grupos piqueteros formalizaron el año pasado con el Ministerio de Desarrollo Social, relevó en mayo que el 42% de los chicos que asisten a comedores en el conurbano bonaerense y en algunas ciudades del interior padecen alguna variante de malnutrición.

"Estamos detrás de un millón de firmas para que el Congreso trate el proyecto", dijo Daniel Menéndez, referente de Barrios de Pie. El proyecto contempla una erogación de 10.000 millones de pesos para fortalecer la asistencia que se brinda en comedores.

De acuerdo con las conclusiones del informe, casi la mitad de los chicos y adolescentes que viven en villas, asentamientos y barrios vulnerables del país presentan signos de malnutrición. Entre las distintas formas que asume el déficit alimentario, prevalecen el sobrepeso y la obesidad.

El estudio fue una continuidad del que la organización, en trabajo conjunto con el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), le presentó al papa Francisco en noviembre pasado. Cuenta con el análisis de casi 30.000 casos en más de 560 comedores y merenderos. La mayoría de los encuestados dependen de la alimentación que reciben en comedores y merenderos escolares, o de las organizaciones sociales y parroquias.

De la mano de esta evaluación, la organización trabaja desde hace algunos meses en la presentación de un proyecto de ley para reforzar la asistencia a los comedores. En el Gobierno evalúan otorgar un refuerzo a los comedores por la vía de la reasignación de presupuestos ministeriales.

El estudio remarca que reciben una dieta rica en azúcares, grasas e hidratos, en detrimento de una alimentación proteica. "Surgen dificultades para acceder a la canasta básica de alimentos, y la dieta está constituida principalmente por hidratos y grasas, en detrimento de las proteínas necesarias, con poco consumo de lácteos, frutas y carnes", consigna el informe.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas