Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El uno por uno de la Argentina: Lionel Messi, el oasis de una selección que quedó al borde del abismo

La Pulga volvió a ser el más desequilibrante, no encontró sociedades y se fue consumiendo

Viernes 06 de octubre de 2017 • 08:54
SEGUIR
LA NACION
Foto: LA NACION / Rodrigo Néspolo

La selección argentina quedó al borde del abismo. El empate ante Perú dejó al equipo de Jorge Sampaoli, al menos hasta la última fecha, sin Mundial. Quedó sexta en la tabla y tiene la obligación de ganar en Quito, ante Ecuador, para asegurarse un lugar en el repechaje a Rusia 2018.

Ayer, en la Bombonera, volvió a ser una continuidad de los flojos partidos ante Uruguay y Venezuela en este ciclo de Jorge Sampaoli. Lionel Messi fue el único faro de un equipo sin rumbo, que ni siquiera con el mejor del mundo pudo ganar. La Pulga no jugó su mejor partid, pero pese a eso fue de lo mejor. De mayor a menor, tuvo chances para marcar -el palo se lo negó en el arranque del segundo tiempo- y hasta asistió a sus compañeros que desperdiciaron situaciones muy claras.

El uno por uno de la selección:

Sergio Romero (6): tuvo poca participación. Buscó siempre una salida rápida y su mejor intervención fue el tiro libre final de Paolo Guerrero, que sacó del ángulo.

Gabriel Mercado (5): lejos de aquella buena versión de River, con desborde y llegada, el lateral se dedicó más a cortar los ataques peruanos con reiteradas faltas que a servir de rueda de auxilio para Di María por la derecha. En el segundo tiempo directamente no pasó al ataque.

Nicolás Otamendi (5): la zaga central fue de lo mejor de la selección en la Bombonera. Tuvo la difícil tarea de parar a Paolo Guerrero y lo hizo muy bien.

Javier Mascherano (6): de marcador central se vio lo mejor de él en el último tiempo de la selección. Rápido en los quites y funcionó como salida durante casi todo el partido. Inclusive se animó a patear al arco, y pasó cerca. Pasaron los minutos y abuso de los pelotazos como recurso, pero fue de lo más destacado

Marcos Acuña (6): sin ser lateral, cumplió. Estuvo firme en la marca, más allá de algunos pelotazos cruzados que lo complicaron, y pasó bien al ataque, sobre todo en el primer tiempo. En el complemento, al igual que Mercado, fue muy poco lo que hizo en ataque.

Lucas Biglia (4): fue protagonista en el primer tiempo de un foul que bien le podría haber valido la expulsión. No supo ser el socio que Messi necesita dentro de la cancha. Casi no fue opción de salida. Fue protagonista de una de las más claras para la Argentina, un tiro desde afuera que Gallese, la figura del partido, desvió al córner.

Ever Banega (2): fue quizás de lo más flojo de la selección. Se equivocó a la hora de tomar decisiones y perdió mucho la pelota. Salió en el segundo tiempo por Gago, aunque su cambio parecía ser mucho antes.

Alejandro Gómez (4): el Papu jugó de mayor a menor. En el comienzo parecía ser una buena opción de ataque, pero se fue diluyendo. Sin mucha asociación con Messi, fue uno de los que falló una clarita abajo del arco.

Lionel Messi (6): un oasis en el desierto que fue la selección. Sin socios claros, por el pasaron las jugadas más claras, inclusive el palo le evitó el gol en el arranque del segundo tiempo. Le sirvió goles a Benedetto, Papu Gómez y Rigoni, que increíblemente fallaron. Tuvo en el final uno de esos tiros libres que, domingo a domingo, suele convertir. Esta vez la pelota no pasó ni la barrera.

Ángel Di María (2): mucho se esperaba de él y volvió a defraudar. Volvía de un desgarro y se lo notó muy falto de ritmo. Apenas jugó 45 minutos y lo hizo mal. El zurdo, parado por derecha, estuvo siempre obligado a enganchar para adentro y perdió casi todas las pelotas que tocó.

Darío Benedetto (4): tuvo tres claras situaciones en su primer partido como titular, lo que no le sucedió a Icardi ante Venezuela. Falló un cabezazo en el final del primer tiempo y dos muy claras en el complemento. La falta de gol en la selección continúa, pese al cambio de números nueve.

Ingresaron

Emiliano Rigoni (4): ingresó por Di María apenas comenzó el segundo tiempo. Se paró por derecha y fue más que el Fideo. Uno de los nuevos, le faltó hacerse dueño de las jugdas en algunos momentos. Desperdició una situación muy clara abajo del arco.

Fernando Gago: apenas estuvo en cancha unos minutos. Su lesión preocupó a toda una Bombonera, más allá de la selección, por lo que deberá afrontar Boca.

Enzo Pérez (4): ingresó por Gago, lesionado, e hizo muy poco. En su vuelta a la selección, es uno de los volantes que puede servir de ayuda a Messi en Ecuador.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.