Adidas estrena AM4LDN, sus zapatillas hechas a medida en una fábrica robotizada

La compañía dice que su nuevo sistema de producción permite modelos más personalizados y a menor costo

Viernes 06 de octubre de 201711:43

Hace un año, Adidas presentó Speedfactory, su tecnología de fabricación de zapatillas usando un grupo de robots, que reemplazan los operarios humanos y permiten una producción más veloz y económica.

El uso de las fábricas robotizadas, además, le permite una producción mucho más flexible, lo que habilita el diseño de modelos localizados por región, o incluso para ciertas personas (como ahora hacen para algunos atletas famosos), sin que esto suba el costo final del calzado. Hoy la compañía depende de economías de escala para hacer un modelo, que muchas veces está hecho de partes fabricadas en distintas partes del mundo, un proceso que ahora simplifica concentrando todo en un mismo lugar.

Esta semana la compañía alemana confirmó que este mes llegarán al mercado dos modelos hechos por robots en su fábrica de Alemania; una segunda fábrica en Estados Unidos abastecerá al continente americano. Cada una tiene una capacidad de producción de 500 mil zapatillas al año.

Después de una prueba de 500 zapatillas a principios de abril, el primer modelo es el AM4LDN: AM4 por Adidas Made For (Adidas Hecho Para) y LDN por Londres, la ciudad donde se estrenará ese primer par de zapatillas el 19 de octubre, y que según Adidas está diseñado para correr por esa ciudad en particular, y por cómo usualmente salen a correr los deportistas allí (temprano en la mañana o tarde en la noche), que es diferente de, por ejemplo, Nueva York (donde suelen hacerlo al mediodía y por períodos más cortos pero intensos).

Una semana después le tocará a París con el modelo AM4PAR. La compañía dice que también venderá modelos especiales en otras ciudades, como Los Angeles, Nueva York, Tokio o Shanghái, pero recién en 2018. No difundió el precio, ni la cantidad de zapatillas que hará en esta primera prueba.

En esta nota:
Ver comentarios
Ir a la nota original