Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las nuevas mamás se visten según la tendencia

Lucir como futura mamá es un cliché. El oversized es una opción entre las embarazadas de hoy

.
.. Foto: Gentileza Marina Mónaco
Sábado 07 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Chau enteros holgados, megavestidos o corpiños tipo de abuelas. Las embarazadas quieren vestirse bien, sentirse lindas y transitar esos meses cargados de ansiedad y cambios en su cuerpo sin resignar estilo. Por eso, en los últimos 10 a 15 años, la propuesta de ropa premamá dio un giro: se volvió más actual, trendy y escapa al cliché de vestirse como futura mamá.

"La mujer embarazada quiere vestirse como mujer, no como mamá. Le gusta seducir, tener onda y no verse obligada a cambiar su look", dice la diseñadora Lucía Chain, que basa su propuesta en prendas amplias, como túnicas o camisas oversized, regulables, que van bien con distintos tipos de cuerpo y que resultan ideales para ir ajustando a medida que se avanza con el embarazo y que además usa algodón crudo sin procesos químicos y teñido con productos orgánicos como residuos de flores, frutas y verduras que cuidan la piel.

"Como la silueta anatómica o marcada no es tendencia, salvo en el rubro deportivo, las mujeres embarazadas encuentran muchos ítems en las colecciones actuales en casi todas las marcas. El oversize es una opción muy elegida, pero también hay muchas prendas que sin llegar a ser oversize van muy bien con la necesidad q ue se genera en esos meses", agrega Vicki Otero, que propone variedad de vestidos de líneas amplias, rectas o levemente evasé con mangas femeninas que permite sentirse "lindas y femeninas durante esa etapa", destaca.

"No veo muchas más opciones en ropa para embarazadas que hace unos años, porque creo que la tendencia oversize cubre las necesidades de las futuras madres que buscan estilo y comodidad, aunque no sea específica de embarazadas", señala Camila Milessi, de Kostüme, marca que se define con una estética simple, inclusiva, sin género, de líneas amplias que determinan prendas relajadas; justo para esta etapa, ya que esta temporada se inspira en el universo sporty con nudos que se ajustan y desajustan, ideales para un cuerpo que cambia.

Para Carolina Rosales, diseñadora de Desiderata, la moda de hoy es más abarcativa, en el sentido de vestir a todos los cuerpos. No todo es slim o todo oversize, hay una propuesta amplia que hace que una persona embarazada pueda vestirse con variedad de formatos y en distintas marcas. "El diseño específico para el embarazo tiene que ver con algunas tipologías, pero en ese momento la mujer busca estar vestida como en su vida habitual y que esto forme parte de un proceso normal y feliz", aclara. Dispone de opciones como camisas, remeras oversize, leggins, easy pants o pantalones pijama y vestidos línea A. "Las chicas se visten con la ropa que usan siempre y lo que hacen es correr el talle. Hoy no se preocupan u obligan a vestirse distinto por estar embarazadas."

Básicos infaltables

Las marcas para embarazadas se aggiornaron. Su propuesta cambió de acuerdo con los nuevos tiempos y su fuerte siguen siendo básicos: el pantalón ajustable o con cintura elástica, la estrella. Es un imprescindible durante los nueve meses y se prefiere en telas blandas. Hoy más que nunca las embarazadas están atentas a la tendencia, a un buen diseño y a la calidad. Es que ya no hay mujer que quiera vestirse de una manera particular, simplemente por esperar un bebe o ver acotado su guardarropa. Así lo explica Mel Robles, fundadora de Moons: "Nuestra propuesta de marca se centra en producir prendas que cualquier mujer elegiría si no estuviera embarazada, pero que al momento de estarlo no duda porque la hace sentir realmente cómoda". Con sólo cinco meses en el mercado, lo que más vende son los básicos. Adelanta que está por desarrollar una línea de corpiños simples y delicados, sin ganchos especiales ni breteles deportivos. La demanda va por una lencería sexy, por eso muchas chicas también deciden correr el talle para usar lo que les gusta.

El jean es la prenda que todas buscan, vital en estos meses porque se adapta a la panza. Esta es la apuesta de Venga Madre: "La intención es que el jean calce como siempre, es decir, que les quede como el que usaban habitualmente, pero con la comodidad y el sostén que necesitan durante el embarazo", señala Sol Cavanagh, socia y gerente.

Mejor, lo orgánico

La ropa orgánica que se concibe sin procesos químicos es otro de los ítems que tienen en cuenta las futuras mamás. Los materiales nobles o las prendas con fibras naturales son cada vez más elegidas. Sobre todo porque estos textiles ayudan a cuidar la piel en esta etapa en la que es tan común sentir picazón en la panza o en los pechos a medida que crecen. Además, la piel se estira y se suman los cambios hormonales. Y más, el aumento de la transpiración también hace que se prefiera descartar las texturas sintéticas.

Especial para el embarazo

Venga Madre. Su fuerte son los jeans, desde $ 1700; https://www.vengamadre.com.ar.

Moons. Para apuntar, un combo que incluye un vestido midi, calzas, pollera tubo y musculosa, todo por $ 2900 en su tienda online; http://www.moons.shop/

Diseño Urbano. Set de camisolín desmontable, bata, pantuflas más bolso por $ 2395; https://www.disenourbano.com.ar/

Qué será. Se destacan las prendas con fajas en la cintura; http://www.mamaquesera.com/

Maa Maternity. Variedad de vestidos estampados desde $ 980 en su tienda online; http://www.maamaternity.com.ar

Sugerencias de una experta *

1 No hay que tratar de ocultar el embarazo y vestirse de pies a cabeza con ropa ancha.

2 Los jeans ajustados, especiales para embarazadas, las faldas al cuerpo y las remeras o camisas van perfectos.

3 Si se eligen vestidos un poco sueltos está bueno marcarlos con un cinturón finito por debajo del busto, no justo tipo corte princesa sino un poco más bajo.

4 No a los estampados muy recargados. Está bien usar algunos prints, pero sólo en una prenda; el resto, colores neutros.

5 Los vestidos largos hippie chic son una buena opción para el calor, con un escote favorecedor y, en lo posible, sin mangas. Son cómodos frescos y cancheros.

6 En pleno verano, y con un embarazo avanzado, conviene elegir colores claros, telas suaves, poco pesadas, porque es el momento de mayor retención de líquidos y con más sensación de pesadez.

7 Al final del embarazo, cuando la cara comienza a redondearse, no hay que cortarse el pelo muy corto sino dejarlo un poco más largo para afinar y marcar los rasgos.

* María Salinas. Estilista y productora del suple m&b, comparte su experiencia de cómo lookearse durante los queridos 9 meses.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas