Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La "patria Stone": una épica sin comparación global

Sábado 07 de octubre de 2017
0

Poco importó que no hayan venido en su mejor momento ni que justamente cayeran con un disco mediocre: la primera visita de los Rolling Stones a suelo argentino tuvo una épica a la altura de su historia y consolidó un fanatismo que nunca mermó su fervor. En febrero de 1995, Jagger, Richards, Watts y Wood agotaron cinco veces el estadio de River Plate de la mano del Voodoo Lounge Tour, una de las giras más taquilleras que se haya registrado en la industria del espectáculo. La resonancia fue tan grande que hasta motivó la edición especial de un auto (el Volkswagen Gol Rolling Stone). Pero la cultura Stone en la Argentina se venía cocinando desde hacía tiempo. Juanse, líder de los Ratones Paranoicos, le dijo a la Rolling Stone que se trataba de "un proceso que comenzó en el 79" y que ser Stone era "una cosa intermedia entre un pardo y un concheto". Más adelante surgiría la figura del rolinga, utilizada muchas veces en modo despectivo pero que sintetiza el fuerte carácter interpelativo que tuvieron los Rolling Stones en nuestro país. Allí donde las tribus se reconocían por género musical (punks, heavies, darks y hippies) nacía una que se identificaba, directamente, con una banda específica.

A partir de aquella seguidilla de shows, con su correspondiente caos para conseguir entradas, cada visita de los Rolling Stones a la Argentina se convirtió en un evento de trascendencia nacional. En 1998 y 2006 volvieron a tocar en River y en 2016 dieron tres fechas en el Estadio Único de La Plata: en todas las ocasiones, la patria Stone agotó las localidades en cuestión de horas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas