Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sonoro, corporal y de larga duración

Sábado 07 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

La vida -habiendo tantos culpables, hablemos de la vida en general sin levantar el dedo para acusar a alguien en especial- nos ha llevado a hacer varias cosas al mismo tiempo y a aburrirnos fácilmente incluso cuando algo fue pensado para nuestro entretenimiento. Dos siglos atrás una ópera duraba tres horas o más. Las que se escriben hoy se resuelven en una hora treinta. Porque los desarrollos son otros y la capacidad del público para sostener la atención también. Incluso la atención para la lectura es otra (los que trabajamos en medios gráficos y digitales sabemos de esto).

Claro que hay excepciones. Y llaman la atención cuando suceden varias de ellas en una misma semana. El espectáculo El gusto es nuestro, de Joan Manuel Serrat, Víctor Manuel, Ana Belén y Miguel Ríos en el Luna Park duró tres horas y media. Los conciertos de Pedro Aznar en el Ópera, más de dos horas y media. Guns N' Roses tocó tres horas en el Estadio Único de La Plata y muchos de los que fueron a ver anteayer el estreno de Blade Runner 2049 se sorprendieron por sus dos horas cuarenta y tres minutos.

Lo curioso es que algo que hasta hace varias décadas atrás era habitual hoy nos resulte llamativo o singular. Incluso como experiencia corporal. Hace cuatro años se presentó una versión reducida de las cuatro óperas de Wagner incluidas en la Tetralogía. Más allá del desacierto general de haberla producido, sus siete horas fueron para músicos y público una experiencia corporal. Otro ejemplo: el FIBA propone este año un espectáculo de doce horas y otro en seis episodios de tres horas cada uno (18 horas para los valientes que lo vean completo).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas