Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La historia de Koroibete: jugó un Mundial para Fiji, pero hoy es la amenaza australiana

Quié es el wing potente que se medirá con los Pumas: "Cada chico que crece en Australia quiere jugar en los Wallabies", asegura quien marcó 34 tries en 58 partidos del rugby league

Sábado 07 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
En dos temporadas y media, Koroibete marcó 34 tries en 58 partidos en el rugby league
En dos temporadas y media, Koroibete marcó 34 tries en 58 partidos en el rugby league. Foto: AFP

¿Es posible jugar en el seleccionado mayor de dos países diferentes? El rugby y su particular desarrollo lo permiten. Así es la historia del fijiano Marika Koroibete, una estrella del rugby league que jugó un Mundial para su país, pero se cambió al Rugby Union para jugar en el seleccionado de Australia. Y con apenas dos partidos jugados, el wing ya mostró su potencial y se perfila como una amenaza para los Pumas por su velocidad y potencia.

"Es una situación extraña. Nunca esperaba jugar para los Wallabies", admite Koroibete, de 25 años, a la nacion. Los Wallabies están por empezar el entrenamiento en la cancha sintética del Olivos Rugby Club. Afuera, unos cuantos curiosos observan pegados al alambrado.

El debut del fijiano con el "Golden Jersey" se dio hace un par de semanas justamente ante los Pumas, cuando ingresó en el segundo tiempo en la victoria por 45 a 20, en Canberra. "Fue una buena experiencia jugar ante un equipo tan fuerte. Fue intenso, pero lo disfruté mucho. Es un equipo muy bueno que tiene jugadores talentoso, rápidos y que les gusta jugar la pelota. Tienen forwards fuertes y tenemos que encontrar la forma de pararlos", analiza.

Koroibete impactó a la otra vereda del rugby por sus tremendas capacidades físicas. Alcanza con ver un par de videos suyos en YouTube para darse cuenta que no sólo es (muy) rápido y fuerte, sino que es capaz de dejar clavado a varios defensores con su cambio de paso. Un prototipo de jugador que hace honor a la fábrica fijiana. Su primer test como titular incluyó dos tries en el empate con los Springboks, la semana pasada en Sudáfrica. "Esperaba que fuera difícil porque esto es un nivel diferente de rugby. Acá juegan los mejores jugadores de cada país", opina.

La expectativa que genera Koroibete tiene que ver con su pasado de figura en el rugby league, una modalidad desconocida tan popular en Australia como inexistente en la Argentina. En dos temporadas y media, marcó 34 tries en 58 partidos, donde fue el tryman de la National Rugby League (NRL) en 2015 y llegó a la Grand Final en 2016 con su equipo, Melbourne Storm. En mayo de ese año, se había confirmado su salto al Rugby Union y firmó contrato con la Unión Australiana de Rugby (ARU) para sumarse a los Melbourne Rebels, una de las franquicias aussies en el Súper Rugby.

La historia de la separación del rugby entre League y Union tuvo origen hace más de 120 años en Inglaterra. Precisamente, fue el 29 de agosto de 1895 cuando un grupo de jugadores pidieron dinero. Como la Rugby Football Union (RFU) se negó, decidieron crear su propia asociación, que hoy tiene el nombre de Rugby Football League (RFL). Desde que el Union se abrió al profesionalismo, en 1995, la mayor diferencia entre los dos está en el juego: el League se juega con 13 jugadores por lado y sin formaciones fijas (scrum y line) ni móviles (ruck o maul). Koroibete jugó en el seleccionado fijiano desde 2013 a 2015, con un Mundial incluido.

Existen decenas de casos de jugadores que se pasaron del Rugby League al Rugby Union. Sonny Bill Williams, una de las máximas figuras de los All Blacks, es uno de ellos. Koroibete está conforme con su decisión: "Prefiero el Rugby Union a largo plazo porque mi cuerpo tiene menos contacto y podés correr más". También hubo casos de jugadores argentinos que fueron captados por el seleccionado australiano. Por ejemplo, el Patricio Noriega. El pilar jugó el Mundial de 1991 con los Pumas y luego jugó en los Wallabies de 1998 a 2003 (una Copa del Mundo). Enrique "Topo" Rodríguez es otro: jugó 15 tests en cinco años para Argentina y 26 en tres con Australia (un Mundial).

La oferta de la ARU para Koroibete contemplaba la chance de jugar en los Wallabies, dado que lleva más de cuatro años viviendo en Australia. "Al principio fue un poquito raro verme con la camiseta amarilla, pero a medida que fui avanzando me acostumbré y dije: 'Bueno, ahora soy de los Wallabies'. No quiero detenerme en pensar que soy fijiano porque no es tan diferente de otros equipos, que tienen samoanos, tonganos, fijianos, neozelandeses. Si bien nací en Fiji, para mí es un privilegio estar en los Wallabies", dice.

El caso de Koroibete responde a una lógica que aplican las potencias tanto del hemisferio Norte como Sur de nutrirse de jugadores extranjeros, donde la Argentina es la excepción. La World Rugby, máximo órgano rector, decidió ponerle un freno este año con la modificación de la Regla 8, que extiende el período de residencia a 60 meses y entrará en vigencia a partir del 31 de diciembre de 2020.

"Estoy feliz. Cuando me dijeron que había una oportunidad y si quería jugar, dije que sí. Cada chico que crece en Australia quiere jugar en los Wallabies. Para mí es un placer y un privilegio", dice el wing, que se mudó al país cuando tenía 19 años. "Me considero fijiano, pero es mi trabajo y es una forma de devolverle al país todo lo que me dio".

Un equipo multiétnico

Marika Koroibete no es el único oriundo de Fiji que representa a los Wallabies. Samu Kerevi, Tevita Kuridrani y Henry Speight también nacieron en aquel país. Además, hay cinco neozelandeses, dos tonganos, uno nacido en Papua Nueva Guinea y otro en Arabia Saudita.

Por el campeonato

Sudáfrica y Australia empataron las dos veces que se enfrentaron y hoy definirán el subcampeonato. Sudáfrica recibirá al campeón Nueva Zelanda en Ciudad del Cabo (12.05 hora argentina) y debe ganar para no depender de lo que más tarde hagan los Wallabies en Mendoza. En el partido de ida, los All Blacks ganaron con un sorprendente 57-0.

Las posiciones

Nueva Zelanta tiene 24 puntos en el Championship; Sudáfrica 13, Australia 10 y sin puntos está la Argentina.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas