Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Impuestos y cuestiones sindicales, en el debate por la competitividad

Cuatro empresarios hablaron sobre las ineficiencias del sistema productivo

Domingo 08 de octubre de 2017

Cada vez más insertadas en la diplomacia global, las compañías tienen cancilleres y enviados comerciales, y no están dispuestas a perderse la oportunidad de abrir cada vez más mercados. Para explicar qué hace falta para una mejor inserción en el intercambio internacional, la jornada de Negocios con el Mundo reunió a Martín Migoya, CEO de Globant; Enrique Alemañy, presidente de Ford Argentina; Javier Madanes Quintanilla, presidente de Aluar-Fate, y Romain Corneille, CEO de San Miguel.

"¿Qué tan competitivos somos?" fue la pregunta principal para el panel. Corneille comenzó por explicar que San Miguel pasó de un modelo de push -enviar la fruta y luego ver qué sucedía- a un modelo pull -contratos con supermercados y empresas de alimentos procesados-. "Este año, en Tucumán se van a producir en promedio 28 toneladas por hectáreas de limones, mientras que Sudáfrica produce 65 toneladas por hectárea. La ecuación es más compleja que empezar por el tipo de cambio", dijo.

Alemañy indicó que hacer un auto en la Argentina cuesta " 25% más caro" que en Brasil. "Tenemos algunos problemas de escala pero el mayor inconveniente está en la estructura impositiva, no sólo en la presión, sino también en el perfil, muy enfocado en el trabajo y la producción. En México y Brasil, el perfil de la estructura impositiva está más orientado a la comercialización", detalló. Y comparó ambos países del Mercosur: "El costo de una hora de producción en la Argentina es 50% más que en Brasil".

Desde el sector del aluminio, Madanes Quintanilla sostuvo que "históricamente, en la Argentina el Ejecutivo de turno ha tenido un fuerte manejo de los precios relativos de la economía y el sector privado tuvo pocas posibilidades de participar en la discusión". Luego, apuntó que el sistema productivo es "altamente ineficiente por temas gremiales, y a veces simplemente por ineptitud del manejo de las operaciones". Un tema preocupante, describió, es el ausentismo.

En los servicios de alto valor agregado, Migoya detalló que la Argentina está segunda detrás de Uruguay en términos del costo de los profesionales, pero que la relación precio-calidad es "muy buena". Dijo que los problemas del sector están "mucho más relacionados con la producción de talento entrenado". "La reforma laboral en Brasil va a tener un impacto bastante grande, pero a la vez cada empresa tiene que mirar hacia adentro y pensar en las ineficiencias que tenemos. Son momentos cuando baja el agua y uno puede analizar con más claridad", finalizó.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.