Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los espacios más innovadores

Se entregaron las distinciones de Casa FOA, la exposición que reúne lo mejor de la arquitectura y el diseño interior; las últimas tendencias y las viviendas pensadas para los millennials

Sábado 07 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
La unidad de 37 m2 para los más jóvenes. La flexibilidad y la integración son clave
La unidad de 37 m2 para los más jóvenes. La flexibilidad y la integración son clave.

Como todos los años, una vez más se entregaron los premios a la innovación y el desarrollo de ideas creativas en Casa FOA, la tradicional exposición nacional de arquitectura, industria, diseño interior y paisajismo a beneficio de la Fundación Oftalmológica Argentina Jorge Malbrán, que este año abrió sus puertas en Luis María Campos al 1300. Para esta edición, que se extenderá hasta el 16 de octubre, la sede elegida fue Casa Campos, un edificio de los años 50 con reminiscencia inglesa y francesa proyectado por los arquitectos Arnold Jacobs y Abelardo Falomir, en Barrancas de Belgrano, una zona donde por aquel entonces no había mucho más que calles de tierra y carruajes. "Luis María Campos" cuenta con 4000 m2 donde se distribuyen las áreas de interiorismo (1750 m2) y paisajismo (2250 m2). Además cinco plantas de más de 350 m2 fueron divididas arquitectónicamente piso por piso de modo de organizar las distintas etapas de la vida, sirviendo como inspiración para que los 45 expositores plasmen sus ideas más brillantes en los más variados espacios. La muestra se encuentra pensada como un recorrido ascendente por las distintas tendencias generacionales del concepto de habitar, comenzando por cómo viven los millennials, las parejas jóvenes y también las adultas. Entre los premiados, Fabiana Sambresqui obtuvo la medalla de plata al espacio interior por su patio interno al que bautizó "Peek a boo". En un juego que remite a las escondidas y donde el ver y ser visto se combinan en una misma intención, Aquí el interior y el exterior están integrados porque desde la entrada de la casa se puede ver el jardín y desde el mismo se puede tener un panorama de las tres plantas del proyecto. Además, la circulación y el entorno se funden a través de una escalera de cemento que comienza en un patio inglés. Piso y pared se fusionan en curvas de vegetación. El jardín deja de ser sólo horizontal y se hace vertical. "En este espacio secundario del edificio se logró generar un oasis verde que logra, a través de múltiples elementos -entre ellos un jardín vertical, piezas de arte y vegetación- generar un espacio verde en un lugar que podría haber sido una simple área de circulación", explica Ana Astudillo, gerente de arquitectura y diseño de Casa FOA. Esculturas de chapa oxidada, murales pintados in situ, alisado de cemento, bancos de exterior y diferentes tipos de vegetación son los elementos que completan el emplazamiento.

Las arquitectas Laura Libenson, Carolina Maciel y Florencia López fueron reconocidas con la beca Casa FOA por su espacio multifunción para un millennial de sólo 37 m2, que con una estructura metálica y de policarbonato logra resolver las diferentes funciones necesarias en una vivienda. A su vez, el uso de madera le da calidez al espacio. Si bien parte del equipamiento es fijo, el espacio se articula con una mesa de trabajo multifunción cuyo desplazamiento se adapta a las distintas situaciones de la vida cotidiana como trabajar, comer, cocinar y descansar. "Buscamos una estructura simple, liviana y versátil con una paleta reducida de materiales que ofrece escala, define cada sector y unifica el espacio. La aprovechamos también como elemento contenedor de un sistema de paneles de policarbonato alveolar translúcido, que nos permitió lograr un vínculo franco entre interior - exterior y entre las diferentes partes de la vivienda", explican las profesionales. La premisa fue considerar una forma flexible de vivir donde lo público y lo privado tienen un límite borroso, pero que logra funciones claramente diferenciadas.

También se destaca una especie de jardín secreto. Como en un "rescate emocional", las pantallas vegetales, los aires de ciudad londinense y la piedra caliza dan movimiento a este jardín que el arquitecto Cari Calvo supo convertir de espacio de paso a sector de permanencia. Por su original propuesta ganó la medalla de oro al espacio exterior. Entre otros detalles de color, hay un sembrado de violas de donde emerge la re interpretación del logo lengua-corazón de los Rolling Stones, el piso es blanco con forma de púa-lengua y hay un sector donde las paredes reflejan la imagen de quien atraviesa el sendero que en el reflejo se ve acompañado de la banda más longeva del Rock & Roll. "La barranca del edificio se utilizó de una manera innovadora. A la vez hay un homenaje al Rock and Roll", agrega Astudillo.

Por otra parte, Julia Tonconogy y Mariana Pussacq dieron forma a esta unidad de vivienda 3.0 donde los ambientes monocromáticos contrapuestos con acentos de color son protagonistas. En el espacio, pensando para bon vivants, viajeros, coleccionistas de arte, de objetos y libros traídos de viajes conviven piezas de diseño atemporales, géneros artesanalmente intervenidos, obras de arte contemporáneo, alfombras de autor, paredes enteladas y cortinados que "envuelven", luminarias de los años 50 y un piano de cola.

Espacio al cubo fue otra de las propuestas reconocidas. Ideado por la desarrolladora Brody Friedman y con la puesta a punto del Estudio Craft, fue planteado como tres cubos negros que contrastan con un amplio ventanal que se abre al jardín exterior del edificio. El recorrido es una síntesis entre movimiento y quietud, entre orgánico y abstracto. Los cubos negros poseen cada uno en su interior, una temática distinta: en el primero se plantea un baño, la segunda estructura propone aislarse de los estímulos exteriores para sumergirse en un interior de realidad virtual. En el tercer cubo se plantea el espacio cocina. En las cuatro caras de este espacio mínimo, confluyen todas las necesidades y requerimientos de una cocina actual posibilitando una óptima flexibilidad en espacios multifuncionales explorando nuevas formas de uso -desde lugares de trabajo salas de reuniones hasta lofts-.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas