Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

América Central sufre por otra poderosa tormenta tropical

Nate provocó 22 muertos e inundaciones en varios países de la región

Sábado 07 de octubre de 2017
0

MANAGUA.- América Central se convirtió en los últimos días en el escenario de otro desastre natural. El paso de la tormenta tropical Nate dejó por lo menos 22 muertos, decenas de desaparecidos y miles de personas en riesgo en la región, y ayer se dirigía a los populares centros turísticos de la Península mexicana de Yucatán.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH) en Miami preveía que la tormenta llegara en estas horas al borde de esa región mexicana, donde están los centros turísticos de Cancún, Playa del Carmen y Cozumel. Nate se podría fortalecer a huracán cuando impacte el norte del Golfo de México, advirtió el CNH. Los productores petroleros y gasíferos comenzaron anteayer a evacuar a su personal de las plataformas en la zona.

En América Central, Nate arrasó con pueblos, desbordó ríos y derribó árboles. En su destructivo paso dejó por lo menos 11 muertos en Nicaragua, ocho en Costa Rica, dos en Honduras y uno en El Salvador, según autoridades locales de protección civil.

En Costa Rica y en Nicaragua, miles de personas fueron evacuadas por las inundaciones. Varias zonas de ambos países permanecen incomunicadas por vía terrestre debido a los aludes, lo que complica las labores de rescate y el envío de ayuda a miles de damnificados.

"Estamos ayudando a los afectados por los derrumbes, porque el movimiento del viento y el agua derribó árboles sobre las vías", dijo Edwin Potome, un operario que trabajaba ayer con un machete para despejar la ruta en Nandaime, una población rural 60 kilómetros al sur de Managua.

El gobierno costarricense declaró el estado de emergencia, cerró las escuelas y envió miles de efectivos policiales y de salvamento a las zonas de la catástrofe, de dónde han sido evacuadas más de 7000 personas a un centenar de albergues.

"No sabemos todavía cuál es el tamaño del daño, pero es una crisis mayor. Hay comunidades aisladas, se cayeron puentes y hay rutas cortadas", dijo el presidente Luis Guillermo Solís, que pidió paciencia a los desplazados, ya que las inundaciones y la persistencia de las lluvias en algunas zonas hacía peligroso el retorno a sus hogares.

En Belice, el gobierno llamó a la población de las áreas bajas a desplazarse a zonas altas por el riesgo de inundaciones al acercarse la tormenta a sus costas.

El sudeste de Estados Unidos, de Florida a Texas, también tomó medidas ante la llegada de Nate, que está previsto que se fortalezca mañana a huracán de categoría 1 (el nivel más bajo en la escala de 5).

El impacto de Irma y Harvey

Estados Unidos perdió 33.000 empleos en septiembre pasado, después de que los huracanes Harvey e Irma golpearan Texas, Florida y otros estados del sur del país. Fue el primer descenso en la cifra laboral en casi siete años, informó ayer el Departamento del Trabajo.

Los ciclones dejaron a trabajadores desplazados temporalmente desempleados y retrasaron las contrataciones, en el más reciente indicio de que las tormentas minaron la actividad económica en el tercer trimestre.Pese a ello, la tasa de desempleo bajó a 4,2% desde 4,4%, su nivel más bajo desde febrero de 2001.

Agencias Reuters y AFP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas