Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Niñez: el Papa advirtió sobre los riesgos de Internet

En su primer Facebook Live, transmitido por LA NACION, Francisco llamó a combatir los abusos en Internet

Sábado 07 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
"En la Red se están propagando fenómenos extremadamente peligrosos", dijo, ayer, el Pontífice
"En la Red se están propagando fenómenos extremadamente peligrosos", dijo, ayer, el Pontífice.

ROMA.- "Ocultar la realidad del abuso sexual es un gravísimo error". Así lo afirmó, ayer, el papa Francisco en el acto de clausura del congreso Child Dignity in the Digital World (La dignidad de los chicos en el mundo digital, por su traducción del inglés). Con esas palabras, el Pontífice volvió a hacer un mea culpa por el modo en el que la Iglesia manejó en el pasado el escándalo de abusos sexuales de menores por parte del clero.

En su discurso, que se transmitió por primera vez por Facebook Live y que emitió LA NACION en su cuenta de la red social, llamó a combatir globalmente la pedofilia en la Web y a usar de manera adecuada Internet.

"Como todos sabemos, la Iglesia, en los últimos años, fue cada vez más consciente de no haber hecho lo suficiente en su interior para proteger a los chicos: salieron a la luz hechos gravísimos de los que hemos tenido que reconocer nuestra responsabilidad ante Dios, las víctimas y la opinión pública", admitió Francisco, al recibir en una audiencia a los participantes del congreso, que reunió durante tres días a expertos mundiales en la Pontificia Universidad Gregoriana.

Al referirse a la política de silencio y encubrimiento que reinó durante décadas en la Iglesia, el Papa indicó: "[Por esas] dramáticas experiencias vividas y los conocimientos adquiridos en el compromiso de conversión y purificación, la Iglesia siente hoy un deber especialmente grave de comprometerse, de manera cada vez más profunda y con visión de futuro, en la protección de los menores y de su dignidad, tanto dentro de ella como en toda la sociedad y el mundo". Y agregó: "Esto no lo hace ella sola, porque sería insuficiente, sino al ofrecer su colaboración activa y cordial a todas las fuerzas y miembros de la sociedad que desean comprometerse".

En un discurso pronunciado en la Sala Clementina del Palacio Apostólico, el Papa -que, en los últimos tiempos, recibió algunas críticas por no haber tomado más medidas contra los abusos sexuales- agradeció el trabajo hecho por el congreso. Y respaldó "con determinación y firmeza" el compromiso asumido por sus miembros, que le entregaron la Declaración de Roma, un plan de acción mundial de 13 puntos para erradicar el cada vez más extendido y peligroso fenómeno de abusos sexuales de chicos en Internet. "Un desafío global que debe ser resuelto en forma global", describió.

Tal como se escuchó durante los tres días de discusiones en el Congreso -que fue organizado por el jesuita alemán Hans Zollner, miembro de la comisión para la Protección de Menores creada en 2014-, el Papa recordó que los chicos representan más de la cuarta parte de los 3000 millones de usuarios de Internet.

Peligros

"En la Red se están propagando fenómenos extremadamente peligrosos", dijo. Entre ellos, mencionó: la difusión de imágenes pornográficas cada vez más extremas, el creciente fenómeno del sexting (el envío de mensajes eróticos por celulares), la sextortion (el chantaje con una imagen o video de una persona desnuda o en un acto sexual), la captación de chicos con fines sexuales, la prostitución y la transmisión en directo de violaciones a menores.

"Frente a esto nos quedamos horrorizados y desorientados. No debemos dejarnos dominar por el miedo. Estamos llamados, en cambio, a movilizarnos juntos para dar respuestas eficaces", indicó. Y marcó "tres posibles errores de perspectiva" en el tratamiento de este tema. El primero, subestimar el daño que estos fenómenos provocan en los menores. "El segundo es el de pensar que las soluciones técnicas automáticas, los filtros construidos en base a algoritmos cada vez más sofisticados para identificar y bloquear la difusión de imágenes abusivas y dañinas son suficientes para hacer frente a los problemas", afirmó. E identificó el tercero como "la visión ideológica y mítica de la Red como un reino de libertad sin límites".

"Se trata de despertar la conciencia sobre la gravedad de los problemas, hacer leyes apropiadas, controlar el desarrollo de la tecnología, identificar a las víctimas y perseguir a los culpables de crímenes, ayudar a los chicos afectados en su rehabilitación, colaborar con los educadores y las familias para que cumplan con su misión, educar con creatividad a los jóvenes para que usen adecuadamente Internet, desarrollar la sensibilidad y la formación moral y continuar con la investigación científica en todos los campos relacionados con este desafío", concluyó.

En esta nota:
Te puede interesar