Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Barrionuevo y Verón reflotan la nostalgia

Sábado 07 de octubre de 2017 • 21:30
PARA LA NACION
0

Una de las recetas más viejas y efectivas que tiene el boxeo, para garantizar un buen espectáculo, está fundamentada en la elección de tres elementos claves: adversarios parejos, un buen estadio y un título creíble. Si todo esto logra fusionarse estaremos, entonces, ante un combate interesante y de alto consumo.

El reencuentro del Club San Lorenzo de Almagro con el pugilismo, hoy, tras una prolongada interrupción desde su primer festival, que data de 1930, constituye un atractivo especial para el aficionado a este deporte. Un recinto cómodo y moderno, como el estadio “Roberto Pando”, cito en José Mármol 1715, le devuelve al espectador porteño el hábito de llegar temprano a la velada, en subte o colectivo, como en las épocas del Luna Park ; los veteranos, los que vieron boxear al gran Pascual Pérez en la sede azulgrana, añorarán –también– la asistencia a la última función tanguera de la esquina Homero Manzi, una vez terminado el festval, como sucedía en la década del 50.

Cuando el boxeo recupera parte de su pasado, tal este caso, recobra –además– un energía positiva y adicional, que sólo los auténticos sobrevivientes de este oficio pueden entender.

El catamarqueño Miguel Barrionuevo, llega maduro y bien formado, para exponer el titulo argentino ante el santacruceño Adrián Verón, un joven de buena carrera pero sin mayor experiencia en el boxeo de “elite”. Sin embargo, ambos consiguieron armar escenas serias y comprometidas, en torno a la concepción de sus carreras y ello potenciará este choque inquietante por la corona nacional.

La categoría welter (66.678 kg) cobijó a exponentes magistrales de la historia de este boxeo. Desde héroes inolvidables como Raúl Landini, Cirilo Gil, Federico Thompson, Jorge Fernández, Ramón La Cruz, Horacio Saldaño, Abel Cachazú, Miguel Campanino y Mario Guilloti, entre tantos, hasta valores de estos tiempos como Carlos Baldomir, Marcos Maidana, Lucas Matthysse y Diego Chaves. Boxear por la corona albiceleste welter implica algo más que una pelea oficial. Significa lucir un cinturón por el cual pujaron los mejores atletas del país. Y esto también forma parte del relieve que tendrá esta contienda.

¿Quién es Barrionuevo? Es un zurdo de 28 años y un récord de 32 victorias (22 KO), 3 reveses y 2 empates. Tiene técnica y sabe adaptarse a planteos ofensivos. Aprobó sus experiencias en el exterior venciendo al panameño Azael Cosio y al mexicano Oscar Meza, y ello lo proyecta con una ventaja mínima para el cotejo de esta noche (televisa TyC Sports desde las 23 horas).

¿Quién es Verón? Es un púgil con “ángel”. A los 28 años, elaboró una carrera de 21 éxitos (13 K.O) y una derrota. Tiene más pegada que Barrionuevo. Talentoso pero irregular. Asumirá su prueba más riesgosa en el profesionalismo. Su inesperada derrota por K.O ante Cristian Romero, en 2015, dio vida a un “fantasma” imborrable que lo acompaña cada vez que asciende al cuadrilátero. Se preparó en Las Vegas, con el asesoramiento de Miguel Díaz – calificado técnico argentino- y jugará a todo o nada su suerte en el ring.

El barrio de Boedo palpita, como en antaño, la cuenta regresiva de un clásico naciente del boxeo de estos días. Sustentado en dos principios inquebrantables, que jamás fallan cuando suena lo campana: paridad y un campeonato creíble.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas