Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Análisis táctico: llegó el momento de devolverle la pelota a Messi

Sábado 07 de octubre de 2017
0
Rodeado: Messi busca abrirse paso entre tres rivales
Rodeado: Messi busca abrirse paso entre tres rivales. Foto: AFP

Cuál sería una fórmula de la selección para jugar ante Ecuador? ¿Qué cuestiones podría tener en cuenta Sampaoli en un equipo que le cuesta muchísimo hacer un gol? El día a día, los semblantes, el factor mental será decisivo para quienes más personalidad muestren en contextos adversos. También aquellos que se adapten mejor a los efectos de la altura. Pero, sobre todo, llegó el momento de devolverle la pelota a Messi . Leo suele expresarse más con gestos que con palabras. Eso quedó en evidencia en la jugada donde el 10 habilitó a Alejandro Gómez, en el segundo tiempo, y respaldó el avance llegando como alternativa de descarga al punto penal. Papu resolvió (incómodo) el remate con zurda y Gallese evitó el gol. En esa jugada, Messi se quedó esperando que le llegue la devolución, el centro atrás. Pero no.

Messi respalda hasta sus propios pases. Por eso, en la jugada que habilitó (también en la segunda etapa) a Benedetto, llegó a tomar el rebote de Gallese y su remate dio en el palo. Es tan cierto como que, sobre todo tras las dos finales perdidas ante Chile, se sigue sin revelar el misterio si Leo prefiere que lo busquen siempre –y le pasen la pelota aunque esté marcado– o si le gusta pasar inadvertido para surgir en los momentos en donde el rival menos lo espera. La única certeza es que, dentro de un equipo que sufre la falta de eficacia, las chances más claras siguen surgiendo de sus pies. Quizás para jugar en Quito, a falta de un 9 que garantice el festejo, le convenga al 10 jugar con dos (¿Icardi + Benedetto?); quizás se opte por un sistema y características más lógicas. Pero lo que está pidiendo Messi con sus gestos es que le pasen con más precisión la pelota. Y que se la devuelvan. Así formó la gran sociedad con Iniesta y Xavi (primero), y con Suárez y Neymar (después). La selección vive un momento en donde cada detalle, cada gesto, puede significar una solución.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas