Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El ángel guardián de la biblioteca de Playboy

Víctor Hugo Ghitta

SEGUIR
LA NACION
Sábado 07 de octubre de 2017

Amy Grace Loyd ingresó en la revista Playboy en 2005 como editora de la sección literaria. Quienes la precedieron en ese trabajo habían sentado las bases de un prestigio no exento de controversia. La publicación imaginada por Hugh Hefner en 1953 buscaba seducir a un lector que, durante un cocktail, fuese capaz de iniciar con una muchacha una buena conversación acerca de Picasso, Nietzsche, el sexo y el jazz.

Hefner, que aprendió unos cuantos trucos en Esquire, puso manos a la obra: le pidió a su departamento de fotografía imágenes de chicas desnudas y a su editor literario, grandes piezas de las firmas del momento. En Playboy escribieron Bradbury, Moravia, Vonnegut, Updike, Murakami, Atwood y muchos más. Amy desembarcó con una serie de ensayos sobre la Lolita de Nabokov. Esta semana evocó su paso por la revista, días después de que Hefner murió a los 91 años, en una entrevista con The Guardian. Guarda buenos recuerdos de ese momento de su carrera, y no perdió el humor: "No fui la única mujer que trabajó en Playboy y no necesitó quitarse la ropa", agradeció.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.