Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Maratón Glaciar Martial: un viaje de 135 años para escribir la historia

Un aventurero francés que cruza el globo siguiendo a Venus; una carrera que ofrece todas las distancias 42, 21 y 10k, para todos los niveles de corredores; y la experiencia de un atleta olímpico, para un experiencia de esas que no se olvidan

Viernes 06 de octubre de 2017 • 22:50
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Ya hace bastante más de un siglo, muy pocos recordarán lo sucedido, en lo más lejano y frío de la Patagonia, pasando el estrecho de Magallanes, allá donde las últimas tierras se desprenden del continente. En la costa sur de la isla grande de Tierra del fuego, tocaba suelo virgen la fragata La Romanche. Recibidos por un viento gélido, desembarcaba un puñado de franceses -no serían más de diez-; caras de espanto, curiosidad o resignación pintaban los rostros toscos de esos marineros curtidos, a 15.000 kilómetros de mar de su patria. Casi en silencio construyeron un asentamiento y se dispusieron a observar, anotar y constatar el tránsito del planeta Venus por la bóveda celeste. Hoy muchos se reirán, pensarán que estaban locos, pero nadie dude que Louis-Ferdinand Martial, el líder de este manojo de aventureros, sabía muy bien lo que hacía. Corría el año 1882 de nuestro señor y Martial estaba escribiendo su nombre en la historia, y en la geografía, de ese rincón remoto del planeta. Ciento treinta y cinco años después, vos podés conquistar la misma región furiosa, virgen y majestuosa por donde transcurre el maratón del fin del mundo, vos podés correr el Maratón Glaciar Martial.

Una carrera para descubrir Ushuaia
Una carrera para descubrir Ushuaia.

Louis-Ferdinand no solo legó a este mundo los datos sobre el transitar de Venus, también le dio su apellido a la cadena montañosa y al glaciar que la corona, ambos se llaman Martial. Desde mil metros sobre el nivel del mar, el Glaciar Martial observa no solo la ciudad de Ushuaia, el Canal Beagle y la Isla Navarino. También este 10 de diciembre, será testigo de los privilegiados corredores que larguen los 42 kilómetros, e incluso aquellos prefieran los 21 o los 10 km. Porque las distancias abarcan todos las preferencias pero comparten paisajes imponentes como los que observaron la expedición francesa al arribar. Los 10 km recorren senderos de baja dificultad, que bien se pueden hacer caminando, los 21 km son más duros pero sin muchos ascensos y el maratón tiene todos los condimentos de dificultad y un descenso final a la ciudad con las mejores vistas que Ushuaia te puede dar.

Incluso para quienes quieran medir sus cuerpos al máximo, el maratón está fiscalizada por jueces IAAF (International Association of Athletics Federations), y para los principiantes los senderos están vigilados por guías de montaña, gendarmes y un amplio equipo de seguridad. Ushuaia Extremo Travels, la organizadora de la carrera cuenta con su propia red de comunicación para emergencias, ambulancia contratada individual, médico en sendero y equipos para extracción, para garantizar por completo la seguridad de cada uno de los corredores. Como la pareja de franceses (quizás parientes lejanos de aquella tripulación de La Romanche), que ganaron respectivamente en hombres y mujeres los 10km el año pasado o incluso de los atletas olímpicos que han sido parte de el Maratón Glaciar Martial, como Javier Carriqueo, que ganó los 21km. "Mucho bosque, algo de asfalto, ripio", describe Carriqueo "es una carrera que tiene de todo".

Javier Carriqueo en plena Maratón Glaciar Martial
Javier Carriqueo en plena Maratón Glaciar Martial.

Donde el viaje va mucho más allá de la competencia, ya que Ushuaia es una de las ciudades del mundo que vale la pena visitar. "Disfrute mucho las excursiones al Faro Les Eclereurs y al Valle de Lobos", recuerda Javier "acompañado por la guía del ex atleta Walter Cayo". Maratón Glaciar Martial ofrece la oportunidad única de vivir la experiencia en carne propia, de sentirte parte de la expedición de la fragata La Romache.

Un año después Louis-Ferdinand Martial continuó navegando por el mundo y los vientos del Pacífico lo llevaron al norte de China, donde una epidemia marcó que ese sería su último viaje. Tenía 41 años de edad y había dejado su apellido en la otra punta del mundo. Este 10 de diciembre vos podes ser parte del Maratón Glaciar Martial y coronar tu propia travesía.

El Glaciar Martial
El Glaciar Martial.
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas