Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Consejos para cuidar tu orquídea

¿Te regalaron o te compraste una de estas plantas y no sabés cuándo regarla? Prestá atención a estos datos

Martes 10 de octubre de 2017 • 00:00
0
La phalaenopsis es uno de los ejemplares más lindos y fáciles de cuidar
La phalaenopsis es uno de los ejemplares más lindos y fáciles de cuidar. Foto: OHLALÁ!

Con la primavera llegan las ganas de llenar de verde -¡y de flores!- todos los espacios. Por eso, si sos fana de las orquídeas, no te pierdas las recomendaciones de Ana Monges, Directora de Anette Flowers, para cuidar estos delicados ejemplares. ¿Lo mejor? Las flores duran muchísimo, y a diferencia de lo que se cree, si tenes en cuenta algunas cuestiones clave, no llevan mucho trabajo.

RIEGO: un pocillo de café cada 10 días, nada más. El sustrato (que es tierra o turba con nutrientes) tiene que estar húmedo, ni muy mojado ni muy seco. Una forma de verificarlo es introduciendo un dedo hasta el fondo de la maceta. Si sentís que la tierra está húmeda, está perfecto, no importa que la parte de arriba esté seca. Tené cuidado con el exceso de riego, porque se puede pudrir la raíz.

LUZ Y TEMPERATURA: es una planta de interior que necesita luz natural. Cuando se le caigan las flores, llevala a un lugar más frio por 6 a 7 semanas (puede ser el lavadero o la cocina, por ejemplo), así siente el cambio de temperatura. Pasado ese tiempo, devolvela a su lugar original. Esto es importante para que el ejemplar sienta el cambio de estación.

Las flores de las orquídeas son un verdadero manjar para la vista
Las flores de las orquídeas son un verdadero manjar para la vista. Foto: OHLALÁ!

FLORES: pueden durar de 1 a 4 meses, según la cantidad de pimpollos que tenga la planta. Cuando las flores se caigan, cortá al ras el tallo floral. De esta manera dejás espacio para que crezca uno nuevo con flores más fuertes.

SANIDAD: Si ya no tiene flores, ¿cómo te das cuenta de que tu orquídea está sana? Corroborando que las hojas se mantengan verdes y carnosas. Si se ponen amarillas, babosas o se caen, probablemente la orquídea tenga algún hongo o esté padeciendo falta de agua o de luz natural.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas