Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cinco razones para entender el triunfo que le espera a Cambiemos

Domingo 08 de octubre de 2017
PARA LA NACION
0

Cambiemos está en las puertas de obtener un rotundo triunfo electoral que muy pocos imaginaban tan sólo 100 días atrás. Si en dos semanas se corroboran las tendencias electorales que hoy publica LA NACION, a la notable performance nacional que consiguió el Gobierno en las PASO, se le deberá agregar un triunfo en la provincia más grande del país. Además, Cambiemos podría ampliar su apoyo electoral en varios distritos, retener la gobernación de Corrientes que se dirime hoy, y triunfar en Santa Fe, completando así la generala de victorias en los cinco distritos más grandes, logro que no ocurre en una elección intermedia desde hace 32 años.

Entender este panorama después de un primer período de gestión dominado por el ajuste económico, la caída del consumo y de los salarios reales, el aumento de tarifas, la persistencia de una elevada inflación y el escaso crecimiento del empleo es un ejercicio complejo que exige enhebrar al menos cinco elementos.

Primero: la reconstrucción de un partido que representa a la clase media. Pro, a través de Cambiemos, ha llenado un vacío de representatividad que existía desde que el radicalismo, tras la crisis de 2001, dejó de ser una fuerza con capacidad de competir a nivel nacional. Macri ha creado un partido nuevo, moderno, que abraza a la globalización, pragmático en la gestión, creyente del progreso vía la meritocracia y respetuoso de la calidad institucional. Con esto ha unificado a un electorado que estuvo disperso durante la última década y que garantiza un piso electoral de al menos 30%.

Segundo: la gestión. Aunque en el plano económico el Gobierno no puede mostrar logros que hayan producido mejoras en el bienestar económico de corto plazo, hay muchas otras áreas de gestión donde la sociedad le reconoce logros importantes, cosechando indicadores de evaluación muy superiores a los del kirchnerismo. La lucha contra el narcotráfico, la transparencia y la reducción de la corrupción en el Estado, la situación energética, la seguridad ciudadana, el respeto a la independencia de la Justicia y la calidad institucional, y más recientemente la evaluación de los servicios públicos y la realización de obras, son todos aspectos en los que una gran parte de los argentinos reconoce positivamente la tarea del Gobierno.

Tercero: la presencia de dirigentes creíbles y con popularidad. María Eugenia Vidal es la política de mejor imagen del país. La sigue Elisa Carrió. Tras ellas están Macri, Rodríguez Larreta, Michetti, Peña y muchos otros funcionarios, legisladores y gobernadores. A diferencia del kirchnerismo, en el que sólo había lugar para Néstor y Cristina, el macrismo construye desde la pluralidad de figuras. La idea de equipo, con la que insisten hace tanto.

El cuarto motivo para entender el resultado electoral está en Cristina Kirchner y la crisis que sufre el peronismo. La ex mandataria es una figura polarizante, que tiene un núcleo de apoyo duro, pero minoritario y niveles de rechazo que llegan al 60%. Su renuncia a alejarse de la política activa de la Argentina le otorga al Gobierno un rival perfecto con quien polarizar. A su vez, su presencia no permite la renovación del peronismo, lo divide y lo fuerza a seguir hablando del pasado en vez del futuro. Por su parte, el PJ carece de identidad y liderazgos, de agenda de políticas claras y de coordinación.

La última razón por la que al Gobierno le va muy bien en las elecciones es porque es muy bueno realizando campañas electorales. Lejos del prototipo del candidato que se maneja por instinto, los equipos de campaña de Pro estudian al electorado, testean y segmentan discursos, articulan mensajes e ideas en diferentes plataformas y son muy disciplinados a la hora de seguir la estrategia electoral que emana desde la dirección de la campaña.

Estas cinco razones permiten contextualizar el desempeño electoral de Cambiemos en estas elecciones. Se trata de un escenario donde la coalición de gobierno puede fortalecer su proyecto político, potenciando su performance electoral de 2015 y sentando las bases para la elección presidencial de 2019, cuando Macri, tal vez, pueda mostrar además que con su gobierno también mejora la economía familiar.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas