Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mataron a balazos a dos mujeres y un bebe

Los esposos de las víctimas resultaron heridos en un robo

Domingo 08 de octubre de 2017

Una mujer embarazada y su hermana fueron asesinadas durante un asalto en la casa en la que vivían en Zárate. Los médicos lograron el nacimiento del bebe, pero éste murió poco después por las heridas sufridas en el vientre de su madre. Los atacantes también hirieron a los esposos de las mujeres durante el robo. Anoche, la policía realizaba allanamientos en un barrio de la periferia de esa ciudad con el objetivo de apresar a un sospechoso que estaba prófugo desde abril pasado, por otro asesinato.

Según fuentes policiales la masacre ocurrió durante la madrugada de ayer, minutos después de las 2.30 en la vivienda situada en la esquina de la calle 2 y el pasaje Libertad, en el barrio 6 de Agosto, donde al menos tres delincuentes irrumpieron para llevarse el dinero que tenían los matrimonios.

Los investigadores sospechan que los asaltantes contaban con la información sobre el dinero que se guardaba en esa casa, que las víctimas tenían previsto usar en la compra de frutas y verduras para el comercio que compartían los matrimonios en un mercado de la zona.

Fuentes policiales consignadas por Télam habrían identificado a las mujeres asesinadas como Sergia Matilda, de 21 años; y Carmen Rosa Llanos García, de 25, ambas de nacionalidad boliviana. Según la autopsia, las mataron de dos balazos a cada una. Mientras que sus esposos, los hermanos Heber, de 26 años, y Samuel Quispe, de 27, también bolivianos, resultaron heridos.

Vanesa Listek

A partir de la reconstrucción preliminar del hecho que realizó el personal de la comisaría 1a. de Zárate, los investigadores establecieron que, minutos después de la 1, se presentó en el domicilio de un vecino un conocido suyo, acompañado por otro hombre que vestía campera oscura y quien, esgrimiendo un arma de fuego, le ordenó que abandonara la casa porque "tenían que hacer un trabajo".

Ante esa situación, el vecino no denunció el hecho, pero se dirigió a un bar situado en la esquina de Moreno y Suipacha, donde permaneció junto a algunos amigos hasta cerca de las 3, cuando decidió volver a su casa. Allí encontró un Renault Megane gris estacionado en la puerta, ocupado por un tercer hombre que le dijo que se fuera porque aún no habían "terminado".

Alrededor de las 5 el dueño de la vivienda regresó y los tres hombres ya no estaban. En el comedor encontró a su perro envenenado, una maza y un par de guantes de látex, que habrían abandonado los agresores.

A partir de ese testimonio, los pesquisas constataron que el sospechoso señalado por el testigo está prófugo de la Justicia desde el 30 de abril último por el homicidio de un hombre de 31 años, con quien mantenía una mala relación desde que compartían el pabellón en la Unidad 21 de Campana mientras cumplía condena por otro hecho.

Además, los maridos de las víctimas declararon ante los policías que en el domicilio faltaba el dinero que tenían guardado para la compra de mercadería para su comercio, por lo que los investigadores creen que los ladrones conocían a qué se dedicaban los matrimonios.

La causa fue asignada a la Unidad Funcional de Instrucción N° 6, a cargo de Juan José Montani, quien caratuló la causa como "doble homicidio en ocasión de robo" y ordenó las diligencias correspondientes para dar con los delincuentes.

Una de las medidas ordenadas por el representante del Ministerio Público apuntaba a allanar los domicilios conocidos del sospechoso señalado por el vecino de las víctimas.

Además, los investigadores solicitaron informes a los responsables de la cárcel de Campana para conocer con quiénes se había relacionado el imputado mientras estuvo detenido en ese penal. Otro de los datos pedidos por los investigadores fue el listado de las personas que visitaron al sospechoso en la cárcel, con el objetivo de identificar a los posibles cómplices.

Te puede interesar