Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un bar ofrece descuento a mujeres con tacos altos

Jueves 19 de octubre de 2017 • 16:17
SEGUIR
LA NACION
0
Perder la cabeza por un 20%
Perder la cabeza por un 20%. Foto: Gza Hotel Hilton Osaka

Aunque la escena trascurre en otro hotel cinco estrellas y en otra ciudad, la sola imagen de Scarlet Johansson y Bill Murray coqueteándose en la barra del fabuloso bar con vistas increibles (Perdidos en Tokio) ya me dan ganas de ir a Japón. Mucho más desde que la embajada local ha empezado a promocionar las delicias de cultura nipona. También me da curiosidad porque dicen que es uno los países donde el sexo se practica cada vez menosy se sublima cada vez más en costumbres y entretenimientos inquietantes, a veces perversos. Ejemplo, meses atrás el bar del Hotel Hilton de Osaka lanzó una sugestiva promoción para atraer mujeres a su barra, pues es sabido que donde hay chicas, hay hombres bebiendo y, en consecuencia, hay (falsas) promesas de sexo en el ambiente.

El elegante My Place Café & Bar del citado hotel organiza un singular after office conocido como 'High Heels Ladies Night Discount' (Descuento por tacones altos en las noches de chicas) que propone interesantes descuentos a las clientas que asistan al lugar con tacos altos. Cada jueves hay que ir montada arriba de no menos 5 centímetros, la medida mínima permitida para aspirar a una escala de descuentos en bebidas y comida que van en proporción a la altura del zapato. Con 5 cm de taco se puede acceder al 10%, pero quienes suban de 7 a 9 cm obtienen una rebaja del 15%; de nueve a once centímetros un 20% menos; de once a trece centímetros 25% y la gran promo del 40% para la valiente que supere esas alturas, claro, sin quebrarse el tobillo.

Perverso, digo, porque sabemos que los stilettos afinan las piernas, estilizan, y son objeto de fantasías eróticas, pero también porque es un calzado insalubre, capaz de causar lesiones serias en los pies. En fin, en cualquier parte del mundo se inventan barbaridades con tal de ganar dinero. Algo peor se les ocurrió hace poco a los dueños de un bar catalán, aunque aquello terminó mal, pues el establecimiento ofrecía a las mujeres solteras entrada, tragos gratuitos y cien euros más solo por asistir sin ropa interior....

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas