Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Barrionuevo: un K.O. colosal y un presente expectante

Noqueó a Adrián Verón en el 6º round; conservó su corona y volvió el boxeo San Lorenzo

Barrionuevo por K.O
Barrionuevo por K.O.
Domingo 08 de octubre de 2017 • 19:13
0

El catamarqueño Miguel Barrionuevo, campeón argentino welter (66,300 kg) necesitó seis minutos de combate para aprender a convivir con los contratiempos y la adversidad. Su ceja derecha averiada, la sangre pegajosa, un molesto parpadeo - entre el 3º y 4º round - más una desconcentración inesperada, pusieron en jaque a una victoria diagramada en base a lanzamientos boleados de mano izquierda, que - tempranamente- preanunciaron lo difícil que le resultaría asimilarlos al santacruceño Adrián Verón (66,650 kg). Y así fue. Lo noqueó en modo fulminante en el sexto round y conservó la corona nacional.

Los 1500 espectadores que asistieron al estadio sanlorencista "Roberto Pando", le devolvieron al barrio de Boedo, un viejo tuteo con este deporte. Por suerte, hubo testigos de esos tiempos, que rememoraron héroes de antaño y valoraron el presente del título welter. Si bien todo cambió, el moderno gimnasio azulgrana recobró al pugilismo, del mismo modo que los bares y restaurantes linderos, recuperaron a un sinfín de parroquianos que acodados en sus barras comentaban el célebre K.O del gran Pascual Pérez, ante el galés Dai Dower, en 1957 y las notables entonaciones del sanjuanino Alberto Podestá, cuando interpretaba: "Remembranzas", en las tanguerías de Avenida San Juan.

Barrionuevo un K.O. colosal
Barrionuevo un K.O. colosal. Foto: Télam

El boxeo doméstico necesitaba un buen duelo. Y éste lo fue. Más allá de la desmedida promoción que anticipaba: "La Pelea del año", Barrionuevo demostró que su fogueo internacional comienza a darle resultados.

Debió abandonar su provincia hace años y radicarse en Salta para colaborar en los entrenamientos de Luis Abregú, ex Nº1 del (CMB). Le puso su cuerpo, por mucho tiempo, como sparring. Incluso concentraron juntos en el gimnasio Bobby Gleasson, de Nueva York, bajo la supervisión de Pablo Martinez - técnico local- y el cotizado entrenador panameño Hector Roca.

Todo ello le dio madurez y seguridad. Aprendió a "pensar" los combates y a ejecutarlos. Impuso un ritmo lento a este match, lo hizo poco vistoso pero efectivo. Aprovechó todas las vacilaciones de Verón, quien denunció un noviciado excesivo e impiadoso, en una carrera de 21 éxitos y 2 reveses.

Barrionuevo, de 28 años, devoto de la Virgen del Valle y de las canciones de su comprovinciano Walter Olmos, filtró a la perfección una derecha, abierta y espectacular, que dejó en la lona a Verón, quién tambaleante escuchó la cuenta del K.O.

Con un prolongado tramo triunfal - su última derrota fue en 2013- construyó una campaña de 33 victorias (23 K.O), tres derrotas y dos empates. Tiene un boleo de izquierda raro, casi imperfecto, pero - paradójicamente- representa su disparo más temido.

El uruguayo Sampson Lewkowikz, ex manager de Sergio" Maravilla" Martinez, lo asesora. Sabe de sus límites y virtudes. Sabrá, además, como ubicarlo en el ranking de una categoría como ésta, competitiva por doquier.

Barrionuevo y Veron, reflotaron una noche de nostalgia con un duelo entre dos zurdos. El gran Horacio Accavallo, inolvidable ex campeón mundial, siempre dice: "¿Zurdo contra zurdo?.¡Gana el más vivo!". Sin embargo, esta vez, ganó el mejor y no quedaron dudas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas