Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Madrid-Francfort, un puente editorial de sólido andamiaje

En esas ciudades se dan cita autores, editores y agentes para tomar decisiones clave

Lunes 09 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

MADRID.- Confirmaron a Paul Auster, John Ford y tres autoras francesas, cuya identidad no quisieron develar, como estrellas de la próxima Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. También dijeron que vendrán ídolos de la literatura juvenil desde los Estados Unidos y México.

El evento se presentó a modo de anticipo en otra gran celebración en la que la Argentina fue la invitada de honor: la Feria Internacional del Libro-Liber, donde los jugadores locales cerraron negocios con veinte editoriales argentinas, más contratos con distribuidoras españolas para volúmenes físicos y digitales, y acuerdos con bibliotecas de los Estados Unidos.

Como sucede cada comienzo de octubre, las editoriales miran a Madrid y a Fráncfort. Entre esas ciudades se construye un puente de sólidos andamiajes que une dos grandes ferias en las que se toman las decisiones clave del mundo del libro.

Son pocos días los que duran ambas, dos circuitos hermanados, pero diferentes, dedicados a un mismo ecosistema, pero con el foco en distintas especies. En la primera, que finalizó el fin de semana, los escritores tienen más presencia, mientras que en la segunda, que comenzará pasado mañana, priman los negocios, se compran y venden derechos y se acuerdan traducciones.

Afianzar vínculos

El escritor argentino Patricio Pron, residente en Madrid, participó de Liber como lo ha hecho de Fráncfort en una edición anterior, y avala aquello de que una es la antesala de la otra para editores, agentes literarios, scouts y funcionarios de la cultura.

"Para autores, sin embargo, no lo es, ya que en Fráncfort no es habitual la presencia de escritores y, en general, no es muy útil, mientras que en Liber, en ambos aspectos, sí. Liber es una feria de mayor contenido que Fráncfort, en especial este año, cuando el país invitado fue Argentina. La visión errónea, pero muy habitual, de que España sería un mediador insustituible en la relación entre la literatura argentina y la edición extranjera tiene en ambas ferias la oportunidad de ser corregida, y, en ese sentido, es interesante pensar en el tipo de intercambios que los editores argentinos tendrán con sus pares de otras partes del mundo tanto aquí como en Alemania".

Damián Tabarovsky, escri-tor y editor, viajó Madrid y partirá luego a Fráncfort. Su editorial, Mar Dulce, tiene una presencia importante. En esta ocasión, viaja a Fráncfort para afianzar vínculos con editores y agentes.

César Solís Navais, responsable de Adriana Hidalgo en España, resume: "Liber sería el telonero en un recital y Fráncfort, la estrella. La proximidad de la Feria de Fráncfort a la Liber tiene ventajas y desventajas. Entre las primeras, el hecho de que los editores que vienen de América latina sacan más provecho de un largo viaje porque en Liber pueden tener contacto con editores y distribuidores españoles. Luego, lo habitual es que sigan rumbo a la Feria de Fráncfort. La desventaja es que una semana en Liber y la siguiente en Fráncfort se convierte en una maratón. Creo que todo lo que un editor de América latina puede hacer en España puede hacerlo sin pasar necesariamente por Liber y en otros momentos del año. Mientras que no sucede lo mismo con Fráncfort, donde las citas se pactan con muchísima antelación con editores internacionales que llegan allí desde muchas partes para comprar y vender derechos y acordar traducciones".?

La delegación argentina invitada a Alemania es menor que la que acudió a Madrid. Entre este grupo selecto se encuentran Oche Califa, Sergio Chejfec, Graciela Montaldo, Iosi Havilio, Romina Paula y Cecilia Szperling, escritora, docente y creadora del ciclo Confesionario, quien fue invitada a los dos eventos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas