Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La columna de Manu Ginóbili: "Me siento mejor de lo que esperaba para este momento"

Domingo 08 de octubre de 2017 • 22:13
LA NACION
0
Foto: AFP

La verdad que este arranque no lo siento diferente de otros. Sí es cierto que mi preparación es distinta, pero no desde el plano de la competencia y los desafíos. Me parece que, inicialmente, nos va a costar un poco como equipo, porque hay que tener en cuenta la ausencia de Tony [Parker, con una larga lesión], es importante saber que Rudy Gay todavía no está del todo bien porque estuvo siete meses sin jugar y a eso se suma la incertidumbre de Kawhi [Leonard, con otra dolencia sin fecha de regreso], que no sabemos cómo va a llegar sin pretemporada. Me parece que estamos menos preparados que otros años. Es posible que en el arranque sea toda una incógnita. De todas maneras las sensaciones son buenas, vamos a estar bien, porque tenemos un muy buen equipo, bien dirigido, responsable y que, a la larga, se va a acomodar. Ojo, sabemos que es posible que no tengamos ese colchón que generamos en todo inicio por conocernos, por nuestro volumen de juego y por tener muchas variantes. Pero más allá de eso, entiendo que vamos a competir como esperamos.

Es cierto que en el Oeste varios equipos hicieron contrataciones importantes, pero porque lo necesitaban. Nosotros, tuvimos más de un 75% de éxitos en la última temporada y eso sucede desde hace varios años. Me parece que seguimos con un equipo profundo, con talento, con mucho material joven. De a poco se va renovando el plantel. Tenemos un grupo similar en su estructura. Ahora vamos a buscar acoplar a Rudy [Gay], que sabemos que le llevará un tiempo adaptarse porque viene de una lesión compleja. Pero es un jugador muy versátil y que nos dará muchas cosas. Tener un talento como el de él y el de Kyle Anderson, que pueden jugar tanto de aleros como de ala-pivotes, nos da variantes. Pueden crear cambios defensivos, atacar a grandes o postear a chicos, eso nos da un plus. Y Lauvergne [Joffrey] está realmente muy bien, me está gustando mucho, juega con mucha intensidad, entiende el juego, lo hace bien. Creo que en la segunda unidad nos va dar mucho. Tenemos que empezar a interactuar en la cancha, debemos conectar entre todos. La verdad que nos sorprendió en estos primeros entrenamientos.

Hablamos poco con Pop, casi que no lo hicimos, simplemente voy y juego. No tocamos el tema de mi papel y esas cuestiones. Ya veremos cuánto tiempo me corresponde en la cancha. Calculo que no serán más de 20 minutos, como el año pasado, y creo que poco a poco, como la lógica indica, tanto Brandon Paul como Forbes [Bryn], deberían empezar a jugar más que yo. En un inicio, quizá por mi experiencia y por el conocimiento del sistema tenga más minutos que ellos. Pero una vez que se haga esa transición, me parece que naturalmente los más chicos tendrán más minutos. Pero insisto: no lo hablamos con Pop o lo planificamos. Eso se irá dando, lo concreto es que cada uno va buscando su lugar en el equipo y trata de darle lo mejor al grupo.

Sé que se habla del reconocimiento que tiene la gente, pero no sé si es más que antes o esas cosas. El año pasado sobre los últimos partidos me dijeron cosas muy lindas o escuché comentarios muy favorables. La verdad que no leo demasiado, entonces me entero de las cosas cuando estoy cara a cara con alguien. Sin duda que esas cosas te hacen sentir honrado y a gusto con ese reconocimiento. Tuvimos una práctica abierta y bueno ahí sí advertí el cariño, pero me parece que es porque la gente lleva varios meses sin ver al equipo y tiene ganas de ver a los chicos nuevos. Entonces, siempre hay buena energía flotando. Sé que es poco común que haya jugadores de 40 años y quizá por eso se vuelve especial. Lo real es que se está dando y está bueno que así sea.

Me preguntaron por qué decidí compartir más intimidad en las redes y la verdad es que surgió naturalmente. No tengo demasiado claro por qué lo hago, pero sí creo que todo nació porque me puse a hacer memoria acerca de cómo fueron mis temporadas anteriores y muchas cosas no las recuerdo. Y la verdad que me hubiera gustado tener hoy un diario de cómo era todo antes. Haber documentado todo lo que viví en la NBA, en Europa y hasta lo que hacía en Argentina. Me parece que hubiera estado genial tener hoy registro de cómo pensaba por entonces, qué sentía, qué cosas me impactaron… Entonces, decidí hacer este especie de diario, en video, porque no tengo la constancia de hacerlo escrito. La idea original era hacerlo privado, sólo para mí, pero después charlando con mi mujer [Many], le consulté qué le parecía si algunos de esos videos los hacía públicos y me dijo que estaba bien. Ahora como estoy en la etapa más relajada hago más videos, calculo que más adelante subiré uno por semana, pero mi idea sigue siendo hacerlo para mí. No porque sea mi último año, sino porque quiero hacerlo y pienso que a los 60 me va a gustar saber cómo me sentía a los 40, así como hoy pienso que me hubiera encantado saber cómo estaba a los 20, 30 o 35 años.

Por eso trato de disfrutar de todo lo que estoy viviendo. Y la verdad que me siento mejor de lo que esperaba para este momento. Tuve un receso atípico con respecto a los anteriores, porque pensé que no iba a haber otro año más de ponerme bien físicamente para arrancar otra temporada. Cuando planifiqué mis vacaciones lo hice pensando en que no iba a seguir, pensaba disfrutar ese tiempo a full con mi familia… Pero bueno, sí hice un poco de pesas, pero no como otros años. Me preparé bastante menos en julio, pero a mitad de agosto volví a San Antonio y llevo un tiempo ya entrenándome para sacarme el óxido de encima. Pero insisto que me sentí bien, no estoy tan retrasado. Pero tengo claro que tengo que mejorar muchísimo y ponerme en forma para agarrar ritmo de básquet. Así que estoy contento. Quiero jugar los amistosos porque los necesito. Uno quiere que empiece la temporada, pero yo no tanto, ahora tengo ganas de jugar estos partidos previos para sumar más confianza y para seguir amigándome con la pelota

.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas