Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ecuador-Argentina, Eliminatorias. La otra selección: de Oscar Ruggeri y Jorge Burruchaga al infaltable Luis Juez, el amuleto de la suerte

La delegación argentina tiene presencia de ex campeones del mundo; Angelici se sumó a la comitiva dirigencial

Domingo 08 de octubre de 2017 • 23:41
SEGUIR
LA NACION
0
Ruggeri, y más atrás Tarantini; el apoyo histórico al seleccionado argentino en Ecuador
Ruggeri, y más atrás Tarantini; el apoyo histórico al seleccionado argentino en Ecuador. Foto: Fabián Marelli / Enviado Especial

GUAYAQUIL.- Visera negra, remera y pantalón oscuros, como un rockstar. Ya había pasado Leo Messi, el despertador de aullidos, y también Luis Juez, el embajador argentino en el país, al que ahora muchos se aferran por aquel episodio de Atlético Tucumán en la Copa Libertadores que lo tuvo como partícipe necesario. Pero su figura llamaba la atención por lo inesperada. Es Oscar Ruggeri quien camina en medio de la delegación que ingresa al Hilton Colón Guayaquil a las 20.15 del domingo (dos horas menos que en la Argentina). La presencia de el defensor es novedad, pero no tanto: desde que Chiqui Tapia es presidente de la AFA, el lugar de campeón mundial acompañando a la selección en el exterior había sido ocupado siempre por Jorge Burruchaga, aunque ya en la visita a Uruguay se habían sumado Julio Ricardo Villa y Nery Pumpido.

Esta vez, además del autor del gol que le dio a la Argentina su último título mundial, están Ruggeri y Alberto Tarantini, uno de los campeones del '78. El balance es siempre el mismo, un campeón de cada generación. Burru se distingue aquí de los otros dos: lleva puesta la ropa oficial, casi como si fuera un jugador más. Sonríe, siempre amable, debajo de sus canas.

La movida es abarcativa: también debuta como integrante del staff Daniel Angelici, el socio de Tapia en la AFA, que hasta ahora no había sido parte de los viajes. Se advierte en el ambiente que no se trata de una excursión: los jugadores pasan en silencio y suben rápido a sus habitaciones. Dormirán dos noches aquí, hasta que el martes a la mañana emprendan el viaje a Quito, apenas unas horas antes del partido decisivo.

Juez oficia de todo un poco. Avisa que habrá 4000 localidades disponibles para hinchas argentinos en el estadio Olímpico Atahualpa, responde entrevistas radiales y se para en el aeropuerto para hacerse una foto con Messi, que enseguida se viraliza. Hace chistes, claro, parte de su especialidad cordobesa. Sabe captar la atención de los medios: cualquier mínimo gesto que haga en este contexto tendrá más repercusión que el mejor de los tratados bilaterales que pueda conseguir como embajador.

En el hotel, hay un grupo que compite en popularidad con Messi, aunque resulte impensado. Se trata de los integrantes de la banda cubana de salsa "Gente de Zona", que está en la ciudad para brindar un recital como parte de las Fiestas de Guayaquil, que celebran el 197 aniversario de la Independencia. Los cubanos recorren el hotel y despiertan el griterío de los adolescentes.

La agenda del lunes: se define el equipo titular

La escala en Guayaquil, paso previo a la llegada a Quito, tendrá para la selección un entrenamiento por la tarde en el estadio George Capwell, de Emelec, al que Jorge Sampaoli dirigió en 2010. De hecho, algunos conocidos suyos se acercaron al hotel a saludarlo. El propio entrenador ofrecerá una conferencia de prensa después de la práctica. En ese ejercicio quedará confirmada la formación que saldrá a la cancha el martes.


Si se repiten los que formaron parte de la práctica del domingo a la mañana en Ezeiza, los titulares serán Romero; Mercado, Otamendi, Mascherano, Acuña; Biglia, Enzo Pérez; Salvio, Messi, Di María; y Benedetto.
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas