Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
CONTENT LAB PARA Amex

El excéntrico picnic de blanco desembarcó en Buenos Aires

Le Dîner en Blanc nació en París hace 29 años y este sábado tuvo su primera edición local. Los socios Platinum de American Express tuvieron la posibilidad de acceder a la celebración en la que quedaron más de tres mil personas en lista de espera

cerrar
Miércoles 11 de octubre de 2017 • 11:38

El sábado, Buenos Aires volvió a brillar en la escena de las grandes metrópolis del mundo al encarnarse como una nueva sede de la exclusiva celebración "Dîner en Blanc". Y lo hizo frente a los ojos de muchos que observaron absortos como casi mil personas acudían a una glamorosa cita al aire libre con sus propias mesas, sillas y canastos de picnic y con un detalle de alto impacto: vestidos de impoluto blanco.

Parecía una boda, pero no lo era. Tampoco se trataba de un evento organizado por un magnate de alguna poderosa industria. La primera edición "Dîner en Blanc" estuvo a la altura de todo eso, pero fue nada más y nada menos que un encuentro entre amigos.

La idea fue traída de la glamorosa y eterna referente de Buenos Aires, París. En esa ciudad, hace 29 años, luego de pasar un largo tiempo fuera de su país, el bon vivant François Pasquier, decidió convocar a sus amigos a un reencuentro al aire libre, en modalidad de picnic. Ellos podían traer también a otros amigos y todos se reconocerían como parte de un mismo círculo gracias a una vestimenta absolutamente blanca. En la velada sólo se comería la mejor comida y se tomarían los mejores vinos y champagne. El impacto del evento fue tal, que con el correr del tiempo terminaría por ser exportado a 70 ciudades del mundo, de la mano de nuevos anfitriones dispuestos a revivir su espíritu.

El encuentro se concretó en Oceana Puerto Madero, en el dique 2 de Puerto Madero, en el último terreno libre sobre el río. En ese espacio, a las 18.30, Jimena Suárez, Maia Naón y Nicolás Francisquelo, los creadores de la versión local, vieron arribar a los invitados exclusivos con sus kits de picnic en mano.

Vestidos de blanco minutos antes de develar la locación del picnic.
Las canastas también cumplieron el dress code y se vistieron de blanco.
Globos y antifaces fueron los accesorios que acompañaron la noche.
Dîner en Blanc llegó por primera vez a Buenos Aires.
Los socios de The Platinum Card se llevaron un regalo antes de partir.

Muchos había llegado por invitación de los propios anfitriones, otros, por invitación de American Express, sponsor oficial del evento que se encargó de ofrecer a sus socios de The Platinum Card la posibilidad de sumarse. Al ser un evento de capacidad cuidada en función del espíritu íntimo y amigable, hubo una lista de espera que en nuestra ciudad terminó conformada por tres mil personas. Aunque la cifra es impresionante, hay que tener en cuenta que en lugares Nueva York, esta puede ascender a 50 mil aspirantes a la experiencia.

Las caras de sorpresa fueron parte del encanto del comienzo de la celebración cuya locación se mantuvo en estricto secreto hasta que los participantes subieron a los micros que los esperaban en algunos de los múltiples puntos de encuentro en Capital Federal. El baquete comenzó luego de un vistoso ritual en la que todos sacudieron sus servilletas blancas hacia el cielo al grito de "Bon apetit!".

Fieles a la lógica de igualdad y amistad, la organización no creó espacios exclusivos, ni salones apartados. En la misma fila de mesas fue perfectamente posible encontrar a Alan Faena,Eduardo Constantini, Enrique Seeber, Teresa Calandra, Marcela Tinayre o Cachorro López, quienes al final de la velada se fundieron en una misma pista bajo las estrellas.

En esta nota:
Te puede interesar