Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ivana Trump y una frase que despertó la furia de Melania: "Yo soy la primera dama"

La primera esposa del presidente estadounidense volvió a generar polémica

Lunes 09 de octubre de 2017 • 16:28
0
Ivana Trump asegura que ella es la Primera Dama de los Estados Unidos
Ivana Trump asegura que ella es la Primera Dama de los Estados Unidos. Foto: Archivo

WASHINGTON.- Primero dijo que tenía el teléfono de la Casa Blanca. Un segundo después, aclaró que no lo utilizaba para llamar al presidente, Donald Trump, porque no quería causarle "celos" a su mujer, Melania Trump. Al final, cerró, entre risas, con una frase que sembró furia en la residencia oficial: "Soy la primera esposa de Trump, ¿OK? Soy la primera dama, ¿OK?".

Ivana Trump ha publicado una nueva memoria, Raising Trump, y sus entrevistas para promocionarlo han repercutido en Washington. Ha dicho que le da consejos a Trump sobre Twitter y que a veces ha llegado a decirle al presidente "que no hable demasiado". Su broma sobre la Primera Dama parece haber caído mal en el 1600 de la Avenida Pensilvania.

"Esto es desafortunadamente sólo búsqueda de atención y ruido para beneficio propio", dijo la directora de Comunicaciones de Meilania Trump, Stephanie Grisham, a Fox News. "La señora Trump ha hecho de la Casa Blanca un hogar para Barron y el Presidente. Le encanta vivir en Washington, D.C. y está honrada por su papel de Primera Dama de los Estados Unidos. Planea usar su título y rol para ayudar a los niños, no para vender libros", agregó Grisham.

Ivana Trump dijo que tiene el teléfono de la Casa Blanca, pero que prefería no utilizarlo para llamar al presidente para evitar problemas.

"Realmente no quiero llamarlo allí, porque Melania está allí. Y no quiero causar ningún tipo de celos o algo por el estilo, porque básicamente soy la primera esposa de Trump, ¿OK?", dijo, riendo, en una entrevista con la cadena ABC. "Soy la primera dama, ¿OK?", cerró.

Con todo, Ivana se mostró muy feliz con su vida actual, y dejó en claro que no le hubiera gustado la idea de convertirse en primera dama del país.

"Creo que debe ser terrible para ella estar en Washingon. Mejor ella que yo. Hubiera odiado estar en Washington", afirmó.

Al ser consultada sobre qué consejos le da al presidente sobre su atípico estilo de comunicación, la autora y empresaria respondió: "A veces le digo que no hable tanto. Los tuits son los tuits. No estoy en desacuerdo con él porque tiene tanta presión, así que si dice algo sus palabras van a ser retorcidas de inmediato. Si tuitea, el mundo entero puede realmente entender su mente y lo que tiene en mente, y él puede decirlo en sus propias palabras", señaló.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas