Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los sectores creadores de empleo se acercan al nivel de 2015

Pese al repunte de la actividad frente al año pasado, industria, construcción, comercio y servicios, los que más trabajadores emplean, aún no alcanzaron su pico de dos años atrás

Martes 10 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Archivo

Antes de dar luz verde al encuentro anual en el Hotel Hilton, 15 días atrás, el presidente de Protejer, Jorge Sorabilla, había descripto un panorama complejo para la industria textil. Incluso había llegado a estimar que, pese a una desaceleración de la caída, el sector que emplea a cerca de 400.000 personas terminaría el año con un retroceso en su producción de por lo menos 5%. Fue entonces cuando llegó la pregunta: "Si las cosas están tan mal, ¿por qué la empresa en la que usted es directivo, TN & Plátex, acaba de anunciar una inversión de US$ 10 millones en una planta en Corrientes?". Sorabilla no trastabilló. Todo lo contrario. Con naturalidad, explicó que no se trataba de una inversión para incrementar la producción y sumar empleados, sino que se buscaba mejorar la competitividad y, por ende, la golpeada rentabilidad.

Este fenómeno es clave para entender otras decisiones. Pasado mañana, por ejemplo, General Motors anunciará una inversión en su planta de Rosario en momentos en que la capacidad instalada del sector apenas llega al 55,1%. Lo mismo ocurre con el desembolso de US$ 210 millones anunciado por Dow Argentina la semana pasada en Bahía Blanca.

Para algunos, se siente como un espejismo: las inversiones crecen, pero la producción y la creación de empleo son exiguas. Los números oficiales ofrecen una explicación. A pesar de mostrar un fuerte dinamismo frente a 2016, tanto en actividad como en puestos de trabajo, los cinco sectores que más empleo ocupan todavía mantienen un nivel de actividad por debajo del que mostraban en 2015. Por eso, según algunos especialistas, las inversiones que reciben estos rubros tienden más a optimizar su producción que a ampliarla. Todo, claro está, en la búsqueda de acotar la falta de competitividad.

Según los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), el sector que más trabajadores emplea es el manufacturero. En julio de 2017, último dato disponible, tenía 1.190.400 trabajadores privados registrados, un 2,5% menos que el mismo mes de 2016 y un 5% menos que el mismo mes de 2015 (1.253.610). En tanto, según el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) de julio, si bien con relación al año pasado la industria muestra una suba del 5,4%, si el nivel se compara con 2015 hoy está un 5,21% por debajo de ese período. ¿La conclusión? La industria aún no se recuperó de su caída y, según fuentes oficiales, quizá no termine de hacerlo.

El segundo sector entre los que más emplean es el comercio (1.160.600). Comparado con 2016, muestra una mejora en la actividad del 5,3%, pero aún está 2,79% por debajo del año anterior. El empleo mejoró un 2% con relación al último año de gobierno de Cristina Kirchner. Pero los expertos estiman que el comercio tiene un crecimiento vegetativo año tras año que se ralentiza en los períodos malos y se acelera en los buenos.

Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler es el tercer sector empleador en importancia en la Argentina, según el SIPA. En ese rubro hay 825.800 trabajadores. Este segmento está un 3,5% por arriba del nivel de 2016, pero un 1,7% por debajo de 2015 si se compara julio contra el mismo mes de aquel año. En el mismo período, la cantidad de trabajadores cayó 1,14%.

En el rubro de Transporte, almacenamiento y comunicaciones trabajan 557.900 personas. Impulsado principalmente por el campo, este sector es el único entre los primeros cinco sectores que más emplean que muestra un crecimiento en julio de este año frente al mismo mes de 2015. La actividad en este sector avanzó 4,74%. Sin embargo, la creación de empleo en el mismo lapso fue mínima. La cantidad de trabajadores creció 0,18% en prácticamente dos años.

"El nivel de actividad recién está llegando al de 2015. El año pasado se vieron más reducciones de horas que de empleo, por eso ahora vemos que están aumentado más las horas que el empleo", afirmó Jorge Vasconcelos, investigador jefe del Ieral. El economista, no obstante, afirmó que lo que se nota ahora es la recuperación, y eso se ve en las encuestas, en las que crecen las expectativas de mejora a futuro.

"Hay una constante. Las inversiones anunciadas son para bajar costos, para ser más competitivos, que en general producen alguna contratación nueva, pero muy puntual", indicó el economista, y agregó: "Hoy la rentabilidad es todavía acotada. No hay un boom. Los balances de las empresas del segundo trimestre fueron sólo razonables. Esto hace que el tema de empleo todavía esté frío". Por otro lado, indicó que existe un diferencial hoy de dos a uno en cuanto al costo laboral entre la Argentina y un Brasil aún no recuperado. Además, antes de tomar una decisión de inversión, cualquier empresario, sobre todo los industriales, debe contemplar la amenaza de China. "Hoy, antes de meterte en un sector tenés que preguntarte si no están los chinos para aplastarte", completó Vasconcelos.

El quinto sector de los que más emplean es la construcción (445.000). Hoy vuela a dos dígitos respecto del año pasado. Pero si el nivel de actividad se compara con 2015, según el EMAE, está 5,75% por debajo. El empleo, en sintonía, está 4% por detrás si se compara este julio con el de dos años atrás, cuando el gasto público y el adelanto del consumo por la devaluación poselectoral impulsaban la economía.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas