Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ecuador-Argentina, eliminatorias. Peligro de eliminación: las tres veces que la selección se escapó a tiempo

En 1985, 1993 y 2009 la Argentina llegó a la última fecha de las eliminatorias sin el pasaje asegurado, pero no faltó en ninguno de esos mundiales

Martes 10 de octubre de 2017 • 13:35
SEGUIR
LA NACION
0
Carlos Bilardo y un abrazo inolvidable con Diego Maradona en Montevideo, luego de clasificarse para Sudáfrica 2010
Carlos Bilardo y un abrazo inolvidable con Diego Maradona en Montevideo, luego de clasificarse para Sudáfrica 2010.

QUITO.- Como un Harrry Houdini futbolístico, la Argentina se las ingenió tres veces para escapar de la cornisa y llegar a un Mundial. Como esta noche, llegó a los últimos 90 minutos con la obligación de no fallar: lo consiguió en dos oportunidades, en 2009 y en 1985, con distintos grados de tensión. Y la tarde que decepcionó, el inolvidable 5 de septiembre de 1993 cuando Colombia le pegó una paliza, entendió que había una oportunidad más, el repechaje, y no la desaprovechó. Tres veces con angustia y tres veces a salvo.

2009, Palermo a la inmortalidad

Casi nadie recuerda que instantes después del providencial gol de Palermo, un remate de Perú pegó en el palo. Esa deshilachada selección de Maradona tuvo una protección sobrenatural. El 2 a 1 final bajo un temporal en el Monumental le devolvió el alma al equipo, que entró en zona de clasificación directa y pudo viajar algo más aliviado a Montevideo para enfrentar a Uruguay. Como ahora, también tenía 25 puntos y llegó a la fecha final sin garantías, pero entonces estaba en el cuarto puesto. Sólo una extraña combinación de resultados, además de perder en el Centenario, podían desbarrancar a la selección hasta el repechaje. Nada de eso ocurrió: ganó Argentina 1-0, con gol de Bolatti, y se aseguró el pasaje a Sudáfrica 2010. Brasil, Chile y Paraguay también consiguieron el cupo, y más tarde Uruguay se lo aseguraría en el repechaje al vencer a Costa Rica.

1993, un Repechaje impensado

Bicampeón de las Copas América 1991 y 1993, aquella selección de Alfio Basile comenzó a jugar las eliminatorias inmediatamente después de coronarse en Guayaquil, con dos goles de Batistuta en la final ante México. Nadie podía imaginar que ése equipo iba a sufrir para llegar a la Copa de los Estados Unidos. Mucho menos después de un comienzo tan alentador, derrotado a Perú, en Lima, y a Paraguay, en Asunción. Pero en el tercer encuentro apareció la 'bestia negra', Colombia, que ganó 2-1 en Barranquilla y le cortó a la Argentina una racha de 33 partidos invicta. De los próximos seis puntos cosechó cuatro, porque le ganó a Perú en Buenos Aires pero cedió un empate en cero con Paraguay. Así desembarcó en el decisivo encuentro con Colombia, pero hasta un empate le alcazaba. Claro que la catarata de goles cafeteros, hasta contar cinco, obligó a poner atención en el otro encuentro, en Lima, entre Perú y Paraguay. Terminaron 2-2, pero si hubiesen ganado los guaraníes le hubieran arrebatado a la Argentina el derecho a jugar el Repechaje. Australia resultó otro capítulo, con la vuelta de Maradona tras su doping. Fue 1-1 en Sydney (Balbo) y 1-0 en River (Batistuta).

1985, Gareca fue el héroe accidental

Agrupada en la zona 1, la Argentina comenzó con autoridad su camino a México 86. Le ganó a Venezuela y a Colombia como visitante y como local para llegar a la quinta fecha con puntaje ideal. Pero en Lima cayó 1-0 con Perú la tarde de la violenta marca personal de Reyna sobre Maradona. Por eso, en el cierre con los peruanos, tan solo un empate alcanzaba para estar en la Copa del Mundo azteca y, en cambio, el conjunto incaico estaba obligado a ganar. Pero a 9 minutos del final el equipo de Carlos Bilardo perdía 2 a 1. Apareció Daniel Passarella cruzando un derechazo en el área, la pelota que pegó en la base del palo y el toque de Ricardo Gareca para empujar al gol. Brasil y Uruguay también se clasificaron, y Paraguay consiguió un lugar después de un repechaje exclusivamente sudamericano.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas