Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cinco formas de comprar un cero kilómetro

[VIDEO]Al contado, planes de ahorro, distintos tipos de créditos y leasing, entre las principales alternativas para hacer de un auto

cerrar
Martes 10 de octubre de 2017 • 15:44
SEGUIR
LA NACION
0

A la hora de comprar un auto, una vez que está decidida la marca, el modelo y el color, la siguiente gran pregunta es cómo comprarlo. Y hay distintas alternativas.

Al contado

El 50% de las ventas de autos es al contado y la principal ventaja es que se pueden obtener bonificaciones del orden del 5% o más, según las promociones que tenga cada automotriz. Además, a veces la propia marca permite, por ejemplo, para un auto de 200.000 pesos pagar la mitad al contado y el resto en 12 meses sin interés.

Planes de ahorro

Son planes que te permiten ir pagando el auto antes de tenerlo: se puede financiar el 100% del valor en 84 cuotas, o con la modalidad 70/30, es decir se paga el 70% en 84 cuotas y el 30% restante al momento de retirar la unidad. La unidad se puede adjudicar por sorteo o licitación. El valor de las cuotas no es siempre igual, sino que se ajustará de acuerdo a las variaciones en el precio total del modelo elegido y también incluye gastos administrativos, seguro de vida y derecho de adhesión y permanencia. Las cuotas pueden arrancar entre los 2000 y 2500 pesos para los modelos de entrada de gama.

Crédito prendario

Los clásicos préstamos prendarios permiten financiar hasta el 70% u 85% del valor del auto y hasta en 60 cuotas, según cada banco. Suelen tener topes que pueden ir de $ 100.000 y hasta superar el millón de pesos. La tasa fija nominal anual puede estar entre el 25% y 30% en 60 cuotas.

Leasing

En el caso del leasing, se paga una cuota mensual por el uso del auto y suele tener opción de compra al final del período pactado. La ventaja es que se puede financiar hasta el 100% del valor y que no se incluye en el pago del impuesto a los bienes personales, porque el auto es propiedad del banco y no forma parte de tu patrimonio.

Créditos UVA

Los préstamos actualizados por inflación que se hicieron famosos para la compra de inmuebles también están disponibles para adquirir autos. La principal ventaja es que la cuota inicial suele ser más baja que en otro tipo de créditos, pero hay que tener en cuenta que el capital también se ajusta en función del valor de las UVA.

Por eso, al contado o con una de las tantas opciones de financiación, elegí la mejor manera de manejar el auto que siempre quisiste.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas