Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En fotos: se cumplen 90 años de la inauguración de la Fábrica Argentina de Aviones

Un 10 de octubre de 1929 comenzaba a funcionar en Córdoba

Martes 10 de octubre de 2017 • 17:16
0
La Fabrica Argentina de Aviones en Córdoba. Fabricación de motores en 1929. Foto: Archivo
La Fabrica Argentina de Aviones en Córdoba. Conjunto de máquinas para la preparación de fajas de aluminio en 1929. Foto: Archivo
La Fabrica Argentina de Aviones en Córdoba. Taller armado de fuselaje - Córdoba, 1938. Foto: Archivo
La Fabrica Argentina de Aviones en Córdoba. Construcción del Huanquero. Foto: Archivo
La Fabrica Argentina de Aviones en Córdoba. Foto: Archivo
La Fabrica Argentina de Aviones en Córdoba. Foto: Archivo
La Fabrica Argentina de Aviones en Córdoba. Foto: Archivo
La Fabrica Argentina de Aviones en Córdoba. Construcción del B45 Mentor. Foto: Archivo
La Fabrica Argentina de Aviones en Córdoba. La linea de producción del B45 Mentor en 1960. Foto: Archivo
La Fabrica Argentina de Aviones en Córdoba en el 2016. Foto: Archivo

Pasaron 90 años desde que en Córdoba comenzó a funcionar la Fábrica Nacional de Aviones y Motores e Instituto Aerotécnico, hoy conocida como Fábrica Argentina de Aviones (Fadea), lo que significó un paso importante del país en la aviación.

La piedra fundamental se colocó 11 meses antes, el 20 de noviembre de 1926 y la construcción demandó casi un año. Durante ese tiempo, Fadea consiguió que se estableciera una nueva población en la zona donde se radicaría la fábrica. La inauguración formó parte del primer Congreso Nacional de Aeronáutica, que se desarrolló en el salón de grados de la Universidad de Córdoba.

Ese 10 de octubre de 1927 se inauguraron ocho pabellones de la fábrica: cinco para los talleres, uno para la dirección y la dependencia administrativa, otro para ensayos de aparatos y uno para la usina eléctrica. En total, se ocuparon seis hectáreas.

Durante el Congreso, -que fue presidido por el diputado Martín Gil, se establecieron normas sobre la formación de pilotos, los beneficios para las víctimas de accidentes de la aviación civil y ampliar los cursos relativos a los estudios de la aeronavegación.

Los congresales establecieron además que el Ministerio de Guerra contribuiría con 250.000 pesos al año para fomentar la aviación civil, y se recordó que los Estados Unidos invertía por entonces 100 millones de dólares anuales (200 millones de pesos, en la conversión de la época), y que Gran Bretaña invertía 15 millones de libras esterlinas.

En la inauguración de la fábrica estuvieron presentes el entonces Ministro de Guerra, Agustín Pedro Justo, y quien era gobernador de Córdoba, Ramón José Cárcamo. En tanto, monseñor Artavia se encargó de la ceremonia para bendecir el local del primer taller. Luego, se encendieron las máquinas.

En su edición del 11 de octubre de 1929, LA NACIÓN reconstruyó ese momento: "El general Justo invitó al doctor Cárcano a dar paso a la corriente eléctrica destinada a mover las máquinas, lo que hicieron juntamente ambos en medio de una prolongada salva de aplausos de la concurrencia".

Producción periodística: Juan Trenado

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas