Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un informe de la FAO sobre el hambre genera inquietud en América latina

Advierte que se podrían estar revirtiendo décadas de avances; la Argentina está entre los seis países donde dejó de haber mejoras

Miércoles 11 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Archivo

A pesar de que en las últimas décadas el número de personas que padecen hambre estaba bajando sostenidamente, un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) alerta sobre la posibilidad de que esta tendencia se esté revirtiendo.

"El número total de personas que sufren hambre en América latina y el Caribe ha aumentado, lo cual está revirtiendo décadas de progresos", afirma el Panorama de Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe 2017, dado a conocer ayer en Santiago de Chile.

Las cifras indican que se sumaron 2,4 millones de personas a los afectados por este flagelo (un 6% más de la población subalimentada en comparación con el año anterior) que las Metas del Milenio se propusieron eliminar para 2030.

El trabajo destaca que el hambre se redujo en 21 países, pero creció en seis: la Argentina, Ecuador, El Salvador, Granada, Perú y Venezuela. Entre ellos, el que presenta el aumento más significativo es este último, con 3,9% en comparación con 2013-2015.

Acerca de los datos concernientes al país, Sebastián Laspiur, consultor nacional de enfermedades no transmisibles de la OPS, consideró que hay que tomarlos con cautela.

"Son estimaciones -explica-. Surgen de encuestas de poblaciones en las que se les pregunta a las personas si pasaron días sin comer, si disminuyó la calidad o cantidad de los alimentos que ingieren y otros detalles sobre su alimentación. La FAO considera que a partir de esta información se pueden desarrollar indicadores más sensibles que el de «subalimentación» (que mide la cantidad de calorías). Pero también es cierto que el aumento registrado, cuando es muy pequeño, puede deberse a debilidades de la muestra o al error estadístico." El crecimiento del hambre para la Argentina sería de un 0,2%, igual que el de Ecuador y El Salvador; en Granada sería de un 0,1%, y en Perú, de 0,3%.

Alerta

Lo que motivó esta alerta es que estas mediciones venían registrando una reducción a lo largo de décadas y por primera vez la tendencia parece revertirse. Si bien los niveles de hambre siguen siendo bajos en América latina y el Caribe en comparación con el resto del mundo, hay señales de que la situación se está deteriorando, especialmente en América del Sur, donde el hambre pasó de castigar al 5% de la población en 2015 a 5,6% en 2016, afirma el comunicado.

Al mismo tiempo, el sobrepeso y la obesidad siguen aumentando y afectan a todos los grupos de edad en hombres y mujeres de todos los países de la región.

"Vamos por mal camino. No podemos tolerar los niveles actuales de hambre y obesidad, ya que paralizarán a toda una generación", advirtió el representante regional de la FAO, Julio Berdegué.

Foto: Archivo

"El continente enfrenta una doble carga de malnutrición; para combatirla es necesario asegurar el acceso a una alimentación balanceada y abordar los principales factores sociales que la determinan. Por ejemplo, la falta de acceso a alimentos saludables bajos en azúcar, sal y grasas, a agua y saneamiento, a servicios de educación y salud, y a programas de protección social, entre otros", destacó la directora de OPS, Carissa F. Etienne.

Haití es el país que peor situación alimentaria presenta. Allí, casi el 47% de la población (es decir, cinco millones de personas) sufre hambre.

Brasil, Cuba y Uruguay presentan una prevalencia de subalimentación inferior al 2,5%, mientras que la Argentina, Barbados, Chile, México, y Trinidad y Tobago están por debajo del 5%.

"Por primera vez están apareciendo indicadores de retroceso -subraya Laspiur-. La FAO y la OPS quieren llamar la atención a los gobiernos de la región para que se tomen medidas que ayuden a cambiar de rumbo."

El documento convoca a los países a transformar sus sistemas alimentarios. Si bien la desnutrición aguda (bajo peso para la talla) fue prácticamente eliminada en los menores de cinco años, todavía el 11% sufre desnutrición crónica (retraso en el crecimiento) y, paradójicamente, el 7% de los niños sufre sobrepeso.

Qué dicen los números

42,5 millones de personas

Es el número de individuos que no cuentan con los alimentos necesarios para cubrir sus requerimientos energéticos diarios. Esto representa un incremento de 2,4 millones de personas en comparación con 2015

5,6% padece hambre en América del Sur

Pasó de afectar al 5% en 2015 a 5,6% en 2016. En América Central más México, la proporción de personas con hambre cayó de 6,7% en 2015 a 6,5% en 2016. En el Caribe también cayó, de 18,4% en 2015 a 17,7% en 2016%

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas