Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo se está reordenando el sector industrial

Orlando J. Ferreres

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 11 de octubre de 2017 • 02:03
0

Este año se está produciendo un reordenamiento del sector industrial, con áreas que crecen y otras cuya producción disminuye. Es importante prestar atención a las definiciones prácticas de la producción manufacturera pues es la que nos brindará una perspectiva del sector en este año tan particular, este año de elecciones.

De hecho, estos cambios vienen ocurriendo desde hace bastantes años. En este 2017 todo el sector de alimentos, bebidas y tabaco está bien, aunque los números no sean los mejores en cada rubro. Es evidente que aún con precios de los alimentos que son un 35 % menores que sus mejores marcas de hace dos años, donde habían llegado por ejemplo los de la soja a 530 dls/ton y ahora están en un valor que oscila los 350 dls/ton, el nivel de la paridad teórica de equilibrio del tipo de cambio se muestra escaso y, además, el Gobierno le impone un 30 % de derechos de exportación que quizá se irán quitando en 10 puntos en 2018. Para el resto de los productos del agro, no todos, ya no tenemos derechos de exportación, pero es evidente que están muy lejos del punto de equilibrio. Como muestra podemos citar el valor de las mismas cosas que se venden aquí, pero en nuestro caso a mucho mayor precio.

Hay muchos sectores manufactureros que están en dificultades y eso implica una salida difícil: automotores y sus diferentes variantes, textiles planos y sus diferentes formas, indumentaria no muy sofisticada y muchos otros sectores que se encuentran con dificultades para la venta y exportación desde diferentes países hacia el Mercosur, en total son 12 los sectores sensibles. A estos sectores los tenemos que arreglar muy rápido pues de lo contrario no se sabría cómo podríamos manejarnos en poco tiempo más.

El resto de los sectores manufactureros se encuentran en una posición mixta, es decir, pueden competir según las circunstancias macroeconómicas. Eso no quiere decir que puedan hacer cualquier cosa.

El caso de la industria del cemento es un tema interesante para analizar: la demanda está muy firme, pero ya estamos llegando a muchos puntos de máxima producción que pueden complicar la expansión del sector, lo cual depende de las ubicaciones geográficas. Este es un punto importante, lo que significa que la demanda que crece bien no es lo único que interesa, hacen falta más elementos para consolidar este crecimiento. Lo mismo se podría decir del asfalto, cuya demanda ha crecido en este año muy por encima de 50 por ciento.

Los sectores de camionetas 4x4 y similares, los tractores en sus diferentes formas, la maquinaria agrícola y sectores relacionados se mueven sin dificultades y, muy por el contrario, están creciendo muy bien. Lo mismo podemos decir de la construcción tanto pública como privada. Prácticamente todos los sectores muestran signos de mejoras, salvo excepciones, para esta elección del 22 de octubre.

Podemos observar que la industria se encuentra en declinación si consideramos una visión de largo plazo. En efecto, el puesto más alto de la actividad manufacturera fue 1974, cuando llegamos al 25,8 % del PIB para el sector industrial, habiendo arrancado con un nivel bajo al inicio del país. Desde aquel año vino bajando dicho aporte y ahora estamos en el 16 %, lo que significa una reducción de casi 10 p.p. en el aporte industrial al país. Se pudo industrializar la Argentina, pero a costa de sacarle bastante tajadas a los demás sectores de la vida económica nacional.

Y también vienen ahora las preguntas: ¿Qué hacer al concluir esta elección del 22 de octubre de 2017? Esta es una pregunta clave y sin una respuesta digna no sabremos cómo seguir en 2018. Consideramos que Cambiemos es la mejor opción para estos momentos, pero la pregunta vuelve a resurgir. Es fundamental dar una respuesta adecuada a esos interrogantes y no que nos pase lo mismo que les ocurrió a gobiernos anteriores, que terminaron mal. Ahora sí que es el momento. Para un joven, y para los no tan jóvenes, la pregunta es qué es lo que tendría que hacer el Gobierno después del 22 de octubre de 2017 y lo ideal sería pensarlo ahora, antes de que llegue el momento de aplicación.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas