Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Acusan a Kaspersky de ayudar a Rusia a obtener documentos confidenciales de EEUU

Una agencia de inteligencia israelí informó que especialistas informáticos del gobierno ruso lograron obtener información de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos mediante el antivirus de la compañía liderada por Eugene Kaspersky, de acuerdo a un reporte del diario The New York Times

Jueves 12 de octubre de 2017 • 00:30
Según The New York Times y The Wall Street Journal, la firma de Eugene Kaspersky estuvo involucrada en el acceso a documentación confidencial de la NSA, según un reporte de la agencia de inteligencia israelí
Según The New York Times y The Wall Street Journal, la firma de Eugene Kaspersky estuvo involucrada en el acceso a documentación confidencial de la NSA, según un reporte de la agencia de inteligencia israelí. Foto: Reuters

Una agencia de inteligencia israelí descubrió cómo hackers del gobierno ruso penetraron redes informáticas para acceder a documentos clasificados de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) a través de herramientas de antivirus provistas por la empresa rusa de seguridad informática Kaspersky Lab, informaron medios estadounidenses.

Lo que le brindó al hackeo ruso, detectado hace alrededor de dos años, un alcance tan global fue su herramienta de búsqueda improvisada: un programa de antivirus elaborado por una firma rusa, Kaspersky Lab, que es usado por 400 millones de personas en todo el mundo, publicó este martes el diario estadounidense The New York Times.

El hecho se explica en tanto al tiempo que los agentes israelíes accedieron al sistema de Kaspersky, observaron cómo los agentes rusos, por su parte, usaban las herramientas de esa compañía para espiar al mismo tiempo a Estados Unidos.

"Fue un caso de espías observando a espías observando a espías", resumió The New York Times.

Por su parte, el periódico The Washington Post señaló que los agentes israelíes habían encontrado en la red de Kaspersky herramientas de hacking que solo podían provenir de la Agencia de Seguridad Nacional.

Tras una investigación, la NSA descubrió que esas herramientas estaban en manos del gobierno ruso, afirmó el diario.

Los oficiales israelíes que penetraron en el sistema de Kaspersky alertaron a los Estados Unidos acerca de la intrusión rusa, que no había sido previamente reportada, lo que llevó a la decisión el mes pasado de ordenar que el software de Kaspersky fuera retirado de las computadoras del gobierno.

La operación rusa es descripta, por los fuentes vinculadas con el tema, como el robo de documentos clasificados a un contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), que los había almacenado en su computadora personal, la cual tenía instalado el antivirus de Kaspersky.

Aún no trascendió de forma pública qué otros secretos pueden haber descubiertos los hackers rusos al usar el software de Kaspersky como una suerte de buscador de Google para información sensible, analizó la prensa estadounidense.

Hasta el momento, la NSA y la Casa Blanca se negaron a hacer comentarios, al igual que la embajada de Israel, mientras que la embajada rusa todavía no brindó declaraciones.

Por su parte, Kaspersky Lab negó cualquier participación o conocimiento en la operación de hacking ruso.

"Kaspersky Lab nunca ayudó, ni ayudará a ningún gobierno del mundo en sus esfuerzos de ciberespionaje", afirmó la compañía de seguridad informática en un comunicado publicado la semana pasada.

El mismo Eugene Kaspersky, fundador de la empresa de ciberseguridad que lleva su nombre, se despegó el viernes pasado de las acusaciones que trascendieron en la prensa, ante una de las brechas de seguridad más significativas de los últimos tiempos, dado que incluye detalles sobre cómo la NSA penetra en las redes de computadoras extranjeras y cómo defiende las redes dentro de los Estados Unidos.

En un largo comunicado publicado en su blog, el informático ruso aseguró que la idea de que Kaspersky Lab ayude "a una agencia de inteligencia a conseguir datos sensibles de otra agencia de inteligencia a través de la computadora de un contratista" parece la trama de una película de mala calidad.

"Cualquiera de nuestros expertos consideraría poco ético abusar de la confianza del usuario para facilitar el espionaje de cualquier gobierno", añadió.

En ese sentido, dijo que incluso si una o dos personas se infiltran de alguna manera en la empresa, "hay más de 3000 personas trabajando en Kaspersky Lab y algunos de ellos notarían algo así".

La denuncia se conoció en medio de una investigación llevada adelante por el Congreso estadounidense sobre la interferencia rusa en las elecciones presidencias que en 2016 llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca.

En este marco, Kaspersky viene siendo acusada de mantener una relación de trabajo mucho más cercana de lo que se admitía públicamente con la FSB, la principal agencia rusa de espionaje.

Agencia Télam

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.