Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De los lectores: cartas & mails

Messi enamora; Ahora, a mejorar; Ganamos; Traslado de presos; Niños trans; Sin propuestas; "¡Yo, argentino!"

Jueves 12 de octubre de 2017
0

Messi enamora

Messi enamora hasta al más escéptico. Si no te subiste a esta locura, todavía estás a tiempo. Para qué comparar. Disfrutalo. Disfrutá que si se ríe él, nos reímos todos. Ese gol de Ecuador... Ay, cómo dolió. Era la tragedia o que renazcan desde la bronca y las ganas de llevarnos a Rusia. Mil cosas se hicieron mal, pero hoy festejemos que la Argentina está donde tiene que estar y que el fútbol nos vuelve a salvar. O por lo menos a mí me hace vivir. Gracias, Messi. Basta mirarte para saber que sos el primero que anhelaba esto. Fuiste y sos el héroe. Gigante. Nuestro pequeño gigante.

Nataly Novillo

DNI 35.976.526

Ahora, a mejorar

Llegamos al Mundial de Rusia, es hora de festejar. Pero a no olvidar que se deberán reestructurar el plantel, el cuerpo técnico y los dirigentes si queremos aspirar a competir en los estándares más altos del fútbol mundial.

Pablo R. Puente

DNI 16.131.269

Ganamos

Ganamos, con hospitales sin insumos y escuelas sin libros. Ganamos y basta. ¿A quién le importan los hospitales y las escuelas? ¿Y a quién el chico que fue a la escuela llevando armas para matar a todos? Los argentinos estaban deprimidos, ahora están eufóricos. También basta.

Coriolano Fernández

coriofernandez@gmail.com

Traslado de presos

Sí, lamentablemente la tortura existe en la Argentina de hoy, desembozada, pública y gratuita. Y la practican quienes son pagados por el Estado para cuidar -no para torturar- a los presos: jueces, fiscales, sus superiores ministeriales y guardias, en ese orden. Once presos militares fueron conducidos desde Campo de Mayo hasta Bahía Blanca en un ómnibus de buena apariencia externa, pero que por dentro era un desastre. Fueron eliminados los asientos (salvo los de los guardias) y se instaló una reja en la mitad, tras la cual apiñaron a los presos, que podían sentarse en sillitas que no estaban fijadas al piso. Todas las ventanas estaban clausuradas y como único respiradero había un pequeño ventilete en el techo. Viajaron de noche y sin detenerse nunca. El baño había sido eliminado y en su lugar había unas botellitas para orinar y unos tachitos. Sin poder dormir ni descansar, trasladados como hacienda. ¿Los trasladados eran jóvenes? En absoluto, de 80 años y enfermos. ¿Eso no es tortura? ¿No corresponde responsabilizar de todo eso al o a los responsables?

Carlos L. Bosch

DNI 4.372.181

Niños trans

En el Hospital de Niños Sor María Ludovica, de La Plata, se ha inaugurado un centro de hormonización especializada en "niños trans". Se ha dado a conocer un primer caso: una niña que quiere ser varón, con el apoyo de sus padres. Está recibiendo un tratamiento para impedir el crecimiento de sus pechos y luego se le inyectará la testosterona necesaria para que parezca un velludo varón. Según se ha informado, no se sabe todavía si resolverá implantarse una prótesis peneana. Este macabro artificio está protegido por la ley nacional de identidad de género y se aplica gratuitamente. Basta asomarse al nombrado hospital para conmoverse hasta las lágrimas al ver a una multitud de niños, llegados de toda la provincia, realmente enfermos, con afecciones gravísimas, que esperan turno para obtener una precaria atención que los alivie o los cure, si es posible, cuando les llegue el momento. Sus familiares tienen en sus rostros las marcas de la inquietud y del dolor. Todo este sufrimiento es el costo de una legalidad discriminatoria, ilegítima, inicua, que ha sido impuesta en la Argentina. Se me ocurre una fantasía antiteológica: a la beata María Ludovica De Angelis, administradora por tantos años de esa casa de salud, en la felicidad del cielo, "se le pianta un lagrimón".

Héctor Aguer

Arzobispo de La Plata

Sin propuestas

Pocos días antes de las elecciones legislativas, la "candidata y líder política", tal como ella se define, Cristina Kirchner, no hace otra cosa más que despotricar contra el gobierno actual. Todavía no ha mencionado un solo proyecto legislativo de su autoría. Entonces, ¿a qué es candidata?

Gustavo Gil

gustavogil68@homtail.com

"¡Yo, argentino!"

La periodista Graciela Guadalupe, en su habitual columna de los domingos, titula "¡Yo, argentino!", para referirse a la manera en que muchos políticos y personajes públicos buscan desentenderse de sus responsabilidades. Al final aclara: "Yo, argentino" suele decirse para ahuyentar las culpas, para sacarse la responsabilidad como caspa de la solapa, para que no queden marcas delatoras después de rascarse con rabia o para desentenderse de la tortilla cuando quedó hecha suela. El origen de esta frase muy argentina y bien porteña tiene un sentido distinto y fue usada con otro destino: el de salvar la vida. Se remonta a 1919, más precisamente a enero, cuando ocurrieron los hechos de la llamada Semana Trágica, durante el primer gobierno de Hipólito Yrigoyen. En ese momento se produjo el primer pogromo (matanza de judíos) del que haya registro en el continente americano y que tuvo su epicentro en el barrio de Once. Dicha acción se desató cuando promediaba la semana, entre el 11 y el 14 de enero. Cientos de judíos fueron detenidos, torturados y vejados. En medio de dichas persecuciones, apareció la frase "yo, argentino", utilizada como salvoconducto para salvar la vida. La palabra permaneció luego como una metáfora de la súplica judía de 1919, interpretada como "yo no tengo nada que ver". Algunos cálculos dicen que hubo más de 1400 muertos y 4000 heridos en dicha semana, que incluía trabajadores, dirigentes sindicales y personas de la comunidad judía.

Jorge Eduardo Dimov

DNI 7.596.899

En la Red

Facebook

La gran noche de Messi

"Gracias, Messi. Digan lo que digan, nos llevaste al Mundial de Rusia. Sos el más grande de la historia" - María del Carmen Ramayo

"Los medios fomentan el exitismo individualista. Todos elogian a Messi. Nadie habla del laburo de Enzo Pérez, Biglia y Acuña" - Ricardo S. Gómez

"No siempre Messi va poder ponerse la selección al hombro, hay que armar un equipo, porque no lo tenemos" - Orlando Sánchez

"Ahora son todos laureles para Messi, ¿no? Pero hasta antes del partido estaban diciéndole de todo" - Patricia Gilone

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.aro a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas