Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Delta: inhumaron a los ocupantes del avión

Finalizados los análisis de ADN, los familiares recibieron los cuerpos

Jueves 12 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Después de una larga espera, los tres ocupantes -dos pilotos y un pasajero- que viajaban en el avión que estuvo desaparecido durante casi un mes y luego fue encontrado en el Delta pudieron ser despedidos por sus familiares, anteayer. Ahora resta esperar unos seis meses para que salga a la luz el informe final que investiga las causas de la tragedia.

Matías Ronzano y Emanuel Vega, fallecidos en el accidente.
Matías Ronzano y Emanuel Vega, fallecidos en el accidente.. Foto: Archivo

Los cuerpos encontrados junto con el avión eran de los pilotos Matías Ronzano y Emanuel Vega, y el pasajero, e hijo del dueño de la aeronave, Matías Aristi. Pasó un mes y medio desde ese hallazgo. Los restos debían ser identificados. Esos estudios fueron los que demoraron 50 días.

El lunes a la noche les entregaron los cuerpos a los familiares y anteayer los velaron. Desde el entorno de la familia de Ronzano sólo dijeron: "Hoy [por anteayer] le dimos cristiana sepultura".

Para los familiares de Vega, el velatorio y el entierro de Emanuel significaron la posibilidad de darle un cierre a todo lo vivido en los últimos meses. "Para los padres, era importante cerrar esta etapa de esta manera. Por supuesto que querían encontrarlo y que estuviera con vida. Pero si el resultado iba a ser éste, al menos queríamos encontrarlo y darle un cierre", dijo a la nacion uno de sus familiares.

El cuerpo de Emanuel llegó el lunes a Bahía Blanca, su ciudad natal. Una semana atrás les habían comunicado a sus familiares que finalmente les entregarían los restos. "Más allá de lo difícil de la espera, siempre entendimos que se estaba haciendo lo que se tenía que hacer, que el paso de los días era consecuencia del proceso", agregó el familiar.

Ahora la investigación sigue su curso. Se deben analizar los radares, las comunicaciones que se hicieron, los restos de la aeronave y toda la evidencia que está vinculada con el vuelo del avión Mitsubishi MU-2 matrícula LV-MCV y el posterior siniestro.

Según habían explicado a la nacion un mes atrás los investigadores, fue necesario un peritaje de ADN de los restos humanos para luego poder entregarlos a sus familiares, y que cada uno los despidiera de acuerdo con su propia creencia religiosa.

La aeronave fue encontrada el sábado 19 de agosto, a 26 días de haberse perdido todo contacto, seis minutos después de haber despegado del aeropuerto de San Fernando. Los restos estaban en una zona pantanosa en la confluencia de los ríos Paraná Guazú y Barca Grande, en el Delta.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas