Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El sol y su demostración de fuerza

El jueves ventoso e inestable da paso a un fin de semana largo con calor y pleno sol; el sábado, 24°C, el domingo y lunes: 26°C

Diego Angeli

SEGUIR
PARA LA NACION@Jopoangeli
Jueves 12 de octubre de 2017 • 00:54
Foto: Ilustración Costhanzo

Los presagios de poder sostener algunas franjas inestables a lo largo de esta semana se esfumaron cuando la rotación del viento del martes trajo algunos tramos de lluvia débil a la ciudad. El fiasco puede hacerse extensivo al día de hoy cuando la tarde y noche, que en estimaciones iniciales se mostraban inestables ahora pueden ofrecer una posibilidad certera de lluvias aisladas.

Jueves: inestabilidad en aumento

Para hoy se espera una jornada con nubosidad en aumento y con bajas chances de lloviznas en la primera mitad. La mañana conjuga baja temperatura con viento regular del sudeste lo cual podría provocar una baja sensación térmica matinal. Salgan abrigados, en especial en la zona suburbana donde la percepción podría estar debajo de los 7°C. Una burbuja de aire frío sobrevolará la ciudad por varias horas a partir de la tarde, se espera nubosidad en aumento, con los nubarrones arribando antes del mediodía y con una probabilidad un poco más alta de lluvias aisladas para la tarde y noche. El viento frío y el cielo nublado recortan la máxima en 18°C. El componente sudeste de las ráfagas provocará la crecida del río.

Viernes: mejorando a la tarde

Las perturbaciones de altura abandonan progresivamente nuestro cielo durante la mañana del viernes presentando todavía alguna probabilidad de lluvias aisladas. La mañana puede conservar las nubes cargadas, todavía con viento sur aunque con menos intensidad que el jueves. La nubosidad disminuye y la tarde muestra varios pasajes soleados. La plusmarca no supera los 18°C, a pesar del sol vespertino todavía conservamos el contrapeso del aire frío.

Sábado: vuelve la primavera

Arranca el fin de semana largo con un aumento de presión en el Rio de la Plata que desalentará la formación de nubes y que será acompañado por la llegada de aire templado a la ciudad. Ahora es turno del viento noreste para hacer dupla ofensiva junto al pleno sol y llevar el termómetro hasta los 24°C. A la tarde nuestra masa de aire casi no se mueve haciendo las delicias de los que eligieron pasar el día al aire libre

Domingo: a cielo limpio

La jornada dominical replica las variables del sábado. Sigue arribando aire caliente, las altas presiones bloquean cualquier pulso patagónico y abren el cielo, el sol sigue mostrando que tiene más intensidad que meses atrás y se redobla la apuesta térmica con un mediodía netamente parrillero de cielo despejado y 23°C. La tarde muestra a un termómetro exultante alcanzando una temperatura punta de 26°C. Hasta el momento el lunes suma un poco mas de nubosidad pero mantiene la temperatura del domingo.

El incidente Kerala: la lluvia roja extraterrestre

El almanaque marcaba 25 de Julio de 2001. En Kerala, India transcurría un caluroso mediodía, con cielo nublado y amenaza de tormentas. De pronto se escuchó un estampido y comenzó a llover. A los pocos segundos chorros de un líquido rojo caían desde el cielo ante el estupor de la gente. La ropa quedo teñida en el acto, las calles parecían ríos de sangre mientras los centros de salud rebalsaban de gente que creía en una lluvia tóxica. Pocas horas después se comprobó que el agua roja era inocua pero el desafío científico estaba lanzado. Desde el gobierno hasta varias universidades de alto rango se dispusieron a recoger el guante. ¿Qué había sucedido? .Los primeros resultados no hicieron más que agregar leña al fuego: la lluvia roja tuvo origen extraterrestre.

El origen panspérmico

La palabra es "panspermia" y tras ella se encolumnan desde los más prestigiosos científicos hasta los más impresentables fanáticos de las conspiraciones. Viene del griego Pan (todo) y Spermia (semilla) y es la teoría que propone que nuestro origen hay que buscarlo fuera del planeta. El hallazgo de bacterias fosilizadas en restos de meteoritos da crédito a esta hipótesis. Su principal impulsor es el sueco Svante August Arrhenius, premio Nobel de química.

Cuando se sometió el agua roja al microscopio se comprobó que no contenía polvo ni partículas de ningún tipo, desechando las especulaciones de que cenizas volcánicas fueran culpables del evento. Solo se encontró un microorganismo, responsable de la coloración, que quedaba decantado en la muestra. Su análisis arrojó un dato sorprendente: no tenía ADN y se reproducía a 121°C. A temperatura ambiente terrestre, era inerte.

Quedo entonces armada la primera hipótesis: algún desprendimiento de un cometa errante entró a la atmósfera. El sonido escuchado era compatible con el estampido del quiebre de la barrera del sonido. Diseminó su carga biológica en las nubes de tormenta y la lluvia se tornó apocalíptica por una maldita bacteria extraterrestre. Quienes conservaban de recuerdo algún frasquito de lluvia colorada supieron que tenían en su poder organismos vivos del espacio exterior. El sueño de un pequeño Hangar 51 en tu propia casa.

Los refutadores de leyendas

Del lado de los escépticos, en especial el gobierno indio, las respuestas tardaron en llegar pero fueron contundentes. En 2013 se descubrió que contenían ADN y que era una forma de vida terrestre. Los estudios concluyeron que se trataba de las esporas dispersas en el aire de un alga llamada "trentepohlia". En Zamora, España el evento se repitió en 2014 y esta vez la responsable fue la bacteria "Haematococus pluvialis". El incidente de la lluvia roja volvió a ocurrir hace poco en Colombia, Rusia, Guatemala y Sri Lanka donde muchos pobladores lo tomaron como señales del apocalipsis.

La lluvia roja no es una anomalía y es causada por un organismo terrestre pero sin retrucar por completo que su génesis haya estado en algún otro rincón perdido del universo. Su viscosidad es mayor a la del agua, por eso al ser un líquido más espeso se confunde con sangre. Aquí algunos noticieros reportando el fenómeno en distintas partes del mundo, desde coberturas científicas hasta reportes apocalípticos tragicómicos.

Lluvia roja en España:

"Ríos de sangre" en Guatemala:

"Llovió sangre" en Colombia y provocó delirios místicos:

Ya sabemos que el baño de sangre es causado por la trentepohlia, pero la meteorología y la biología aún nos deben una respuesta: ¿como un organismo que necesita una temperatura estable de 121°C para reproducirse es parte de nuestro ecosistema? El argumento panspérmico no ha sido rebatido.

Eso es todo amigos! Hasta la semana que viene!

@ JopoAngeli

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.