Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La "peronización" de Cristina Kirchner y su apuesta al "voto útil": una táctica con la mira en las urnas y la pelea por el PJ

La candidata de UC apela a la liturgia peronista e instala la disputa por el tercer senador para aumentar su caudal de votos; ¿puede ser una estrategia efectiva?

Jueves 12 de octubre de 2017 • 12:07
SEGUIR
LA NACION
Cristina Kirchner, durante la caravana por La Matanza
Cristina Kirchner, durante la caravana por La Matanza. Foto: @cfkaargentina

"Yo no soy kirchnerista, soy peronista"

El ajustado triunfo de Cristina Kirchner en las primarias bonaerenses frente Esteban Bullrich , alfil del oficialismo, la obligó a modificar su estrategia. La renovada táctica de la ex presidenta para el último tramo de la campaña tiene dos ejes: "peronizar" su imagen y apelar al voto útil. En paralelo, abandonó el ostracismo mediático con entrevistas y conferencias de prensa.

Mientras se agudiza la división del PJ por la crisis que generó la derrota de 2015, Cambiemos se consolida como fuerza política a nivel nacional. Con ese trasfondo, ¿la "peronización" de Cristina Kirchner puede darle réditos en las urnas? ¿Su jugada se asocia a la necesidad de Unidad Ciudadana de quitarles votos a Florencio Randazzo (Cumplir) y Sergio Massa (1 País) o se vincula más a la disputa por el liderazgo del peronismo que se dará después de octubre?

"No estoy segura de que esta «peronización» tenga un objetivo exclusivamente proselitista para restarle votos a Randazzo y Massa -eso va a pasar por el propio voto estratégico de la elección general-, sino que lo veo como una movida para el escenario que viene luego de octubre", aseguró a LA NACION la politóloga Paula Clerici, profesora de la UBA y la Universidad Torcuato Di Tella, y becaria postdoctoral del Conicet. "Dado que el oficialismo sabe que Cristina Kirchner no tiene hoy el suficiente capital político para liderar el peronismo, tiendo a pensar que esta «peronización» es más bien un mensaje para el propio peronismo", completó.

Para tener chances de entrar en la pelea por el liderazgo opositor y del PJ, la ex jefa del Estado necesita aumentar el 34 por ciento que obtuvo en las PASO en el principal distrito electoral del país. En el búnker de Unidad Ciudadana aspiran a crecer varios puntos respecto de agosto. Por eso, la ex mandataria salió a buscar los electores bonaerenses que se hayan inclinado por otras alternativas opositoras en agosto. En especial, busca embolsar los votos que podrían caerse el 22 de octubre próximo de los carros de Massa (15,41%) y Randazzo (5.94%), dos postulantes perjudicados por la polarización y potenciales adversarios en la riña por el PJ.

Cristina Kirchner, candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana
Cristina Kirchner, candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana. Foto: DyN

"Hay sin duda una búsqueda de un voto estratégico: salir a buscar a los ciudadanos que más lejos se sienten de Cambiemos, pero no optaron por la UC en las PASO. Y a la vez, a pesar de que se diga que la campaña de UC tiene ribetes nuevos -los puede tener en sus expresiones o formas-, el contenido es el mismo: la oposición al gobierno de Macri, muy especialmente en el modelo económico", apuntó a este medio Sergio De Piero, politólogo y profesor en la UBA y la Universidad Nacional Arturo Jauretche.

En Unidad Ciudadana confían en que "muchos votos" del tigrense y del ex ministro del Interior y Transporte migrarán a las arcas de Cristina Kirchner en las elecciones generales. "No sabemos cuánto, pero vamos a crecer", responden. El intendente de Moreno, Walter Festa, ligado a La Cámpora y uno de los dirigentes leales a la ex presidenta, cree que Massa y Randazzo perderán sufragios peronistas en los comicios generales. "Nos une el adversario. Se pone en juego el futuro del país, algo más que una elección legislativa. Por esa cuestión no hay ninguna duda que muchos peronistas nos van a apoyar", afirmó el jefe municipal a LA NACION.

Para Facundo Cruz, politólogo y profesor en la UBA y la UTDT, la apelación al voto peronista de la ex mandataria "es una reacción adaptada a la coyuntura". "La estrategia inicial fue presentarse como Cristina. Fue algo similar a la transversalidad de Néstor Kirchner en 2003, olvidándose del componente peronista. «Yo voy por afuera del partido, puedo ganar y después puedo ir a discutir poder en el partido». No resultó porque la elección la ganó por centésimas en el escrutinio definitivo", indicó. "Entonces, ahora apunta a tratar de crecer lo suficiente para estar cerca de Bullrich o ganar, pero más que nada pensando en la discusión de poder del peronismo en el binomio 2017-2019. Esa es la motivación", remarcó Cruz.

El voto útil

Los armadores de la campaña kirchnerista en Buenos Aires apelaron a la teoría del voto útil -la estrategia incluyó un spot-. Quieren posicionar a Unidad Ciudadana como la única opción "seria y real" dentro del abanico opositor bonaerense que podría ponerle un "freno" a la administración de Mauricio Macri en el Congreso. Dados los resultados de las PASO, Cristina Kirchner y Bullrich tendrían aseguradas sus bancas en el Senado. Por lo tanto, el kirchnerismo busca instalar que la disputa central del 22 será entre Jorge Taiana y Gladys González (Cambiemos) por el tercer senador -la provincia renueva tres escaños en estos comicios, ingresan dos por la mayoría y uno por la minoría-. "Sin duda algunos votantes se sentirán convocados por esa consigna. Algo empiezan a reflejar las encuestas, pero habrá que ver en definitiva qué sucede y en qué porcentaje. Parece una maniobra correcta y muy pragmática porque en definitiva es eso lo que resta decidirse", opinó De Piero.

cerrar

"La dinámica a dos vueltas que plantean las PASO en nuestro país, dada su peculiar regulación, genera que haya espacio para que los votantes «jueguen» con la lógica voto sincero-voto estratégico. Votantes que, como nos demostró 2015, están altamente informados y son sofisticados para operar bajo estas reglas", consideró Clerici.

Cristina Kirchner busca aumentar su caudal de votos en octubre
Cristina Kirchner busca aumentar su caudal de votos en octubre. Foto: @cfkargentina

En las PASO, Cristina Kirchner se impuso en Buenos Aires con el 34,27 por ciento de los votos. Bullrich quedó muy cerca de la ex presidente con el 34,06%. Massa entró en el podio con el 15,41% , seguido por Randazzo, con el 5.94%. "En la provincia, el 66 por ciento le dijo que no a Macri y Vidal. Evidentemente, hay un porcentaje muy alto que no está de acuerdo con estas políticas. Hoy el espacio que está más cerca de ponerle un freno a las medidas de Macri es UC", sostuvo Festa.

Según un encuesta de Poliarquía para LA NACION publicada el domingo pasado, Massa y Randazzo lograrían retener en octubre la mayoría de sus votantes. En tanto, los votos migrantes de ambos candidatos tenderían a inclinarse por Cambiemos y no por Unidad Ciudadana. Para Poliarquía, un 15% de los bonaerenses que respaldaron en las urnas a Massa pondrían en octubre la boleta de Bullrich y un 9% elegirían la de Cristina. En el caso de Randazzo, un 18% optaría por el oficialismo y un 12%, por UC.

"En las últimas encuestas pareciera ser que no hay mucha transferencia de votos desde Massa hacia Cristina o desde Randazzo hacia UC. Eso nos da la idea de que Cristina ha alcanzado su techo de votos. Puede crecer un poco, pero no es suficiente para ganar una elección", observó Cruz.

Peronización y acto en Racing

A diez días de las elecciones, el discurso de la ex presidenta sigue enfocado en la economía. En la campaña para las PASO, había apelado al "ciudadano" que fue perjudicado por las políticas de Cambiemos. Mantuvo una baja exposición en los medios, optó por apariciones sorpresivas en los distritos y organizó actos con escenarios 360°, sin banderías políticas ni militancia. En la Casa Rosada se jactaban de que la ex mandataria imitaba los métodos de Jaime Durán Barba .

cerrar

Con los resultados del escrutinio definitivo de las primarias sobre la mesa, Cristina Kirchner volvió a aplicar la receta de la vieja guardia justicialista: encabezó actos y caravanas en distritos del conurbano dominados por el PJ, sonó la marcha peronista y no faltaron los guiños a los seguidores del "general" en sus apariciones por radio y TV. "Al kirchnerismo siempre lo vi como una manera de bajarnos el precio a los peronistas. Yo soy peronista, no me digas que soy kirchnerista. Me llamo Kirchner, pero soy peronista de toda la vida", afirmó en una entrevista con el diario El País, de España. Pocos días después, en su reportaje con Samuel "Chiche" Gelblung con Crónica TV, volvió a hablar de su sentimiento peronista. "Yo me llevé siempre estupendamente bien con el peronismo", remarcó. Y reiteró que decidió prescindir del sello partidario para competir en las legislativas porque el PJ "es solo un instrumento electoral".

De Piero subrayó que la campaña de Cristina "alternó algunos elementos clásicos" con otros más modernos. "Pero hay otra dimensión central que es el contenido que se quiere transmitir. Y en este campo, UC ha optado por un discurso volcado claramente a lo económico, a la vida cotidiana de las personas. Estos contenidos son sin dudas parte central del discurso peronista, diría mucho más que esa idea tan instalada en algunos analistas, respecto que el peronismo se construye sólo desde los símbolos o los afectos", subrayó.

El giro peronista de la ex presidente no pasó desapercibido en la tropa de Randazzo, que se quedó con el sello del PJ en la provincia tras la frustrada negociación con el kirchnerismo para competir en una interna. "Uno la ve en esta campaña más interesada que lo usual en hablar desde determinado lugar", apuntó el senador del PJ-FPV, Juan Manuel Abal Medina , en diálogo con radio Splendid. "A mí me cuesta entender eso. Y Cristina dice: «Yo fui peronista siempre». ¿Y por qué dividió al peronismo con Unidad Ciudadana?", se preguntó Randazzo en una reportaje con Crónica TV.

El lunes próximo, en la previa del Día de la Lealtad, Cristina Kirchner encabezará el "acto central" de su campaña en la cancha de Racing Club, en la localidad de Avellaneda. El distrito que gobierna Jorge Ferraresi, uno de los jefes municipales más cercanos a la ex presidenta, se convirtió en una suerte de búnker de la reconstrucción política del kirchnerismo. En el equipo de campaña de Unidad Ciudadana aseguran que el encuentro combinará los condimentos de un acto peronista tradicional con el estilo "ciudadano" del lanzamiento en estadio de Arsenal de Sarandí. Aspiran a que haya una gran convocatoria. "Es el acto para demostrar que UC es la opción fuerte. Con Racing desempatamos [la elección]", confían en el búnker de Cristina.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.