Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Antídoto para discursos anestesiados de ideología

Viernes 13 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Crítico invitado: Lautaro Delgado. Actor

Foto: Fernando Lendoiro

Vi El cuerpo de Ofelia, la versión de Bernardo Cappa sobre Hamlet, en dos oportunidades. Un ensayo a fines de 2016 y el día de su estreno. Bernardo, antes de comenzar el ensayo, nos advirtió que veríamos un relato apenas hilvanado; su propósito era ver si el entramado articulado hasta allí se sostenía como suceso teatral. Me divirtió mucho por aquel entonces. Tenía la sensación de estar viendo un sueño de alguien que había leído Hamlet, que había visto Twin Peaks, de David Lynch, y leído las últimas noticias sobre la actualidad argentina antes de irse a dormir. Exactamente así, con todas las características del relato onírico, condensación y desplazamiento en el entramado de relaciones de los personajes. También, un grupo de actores convencidos del disparate, apostando a la verdad de la trama.

Luego, en el estreno, todo tuvo otro filo. Elguión, creado a partir del trabajo de improvisaciones junto con sus actores y bajado a texto por Bernardo y Pedro Sedlinsky, opina sobre nuestro presente. Sobre el relato político que día a día se construye en los medios masivos. Es totalmente lúcido y posibilita el interrogante sobre nuestro futuro colectivo. Agradezco que Natacha, mi hermana, que hace de Gertrudis en la obra, me haya invitado a espiar el proceso de ésta. Y agradezco el poder poético de El cuerpo de Ofelia porque es lúcida y certera en estos tiempos de discursos anestesiados de ideología.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas