Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El gen competitivo de Marcelo Gallardo abarca los tres frentes en River

El DT no quiere que nadie se relaje: la prioridad es la Libertadores, pero no quiere descuidar la Copa Argentina ni la Superliga

Viernes 13 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: Archivo

En las entrañas del Monumental no se habla de otra cosa que no sean las semifinales de la Libertadores ante Lanús. La Copa es la prioridad absoluta del año, el principal anhelo de todos en Núñez. Sin embargo, en la intimidad del plantel también hay otras dos búsquedas: retener la corona en la Copa Argentina y llegar al Superclásico del 5 de noviembre en el Monumental con la posibilidad de desplazar a Boca de la punta de la Superliga.

Ni Marcelo Gallardo ni sus jugadores quieren allanarle al conjunto xeneize el camino hacia el bicampeonato local. En cinco fechas de la Superliga, Boca le sacó cuatro puntos de ventaja a River , que pagó caros los empates que cedió en las últimas dos fechas ante Argentinos Juniors y Tigre. Por más que no se animen a decirlo públicamente, en el plantel millonario tienen la sensación de que si no son ellos, será muy difícil que otro equipo pueda pelearle el título de igual a igual a los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto. Y quieren que el 11 de diciembre, cuando arranque el receso de verano, los encuentre arriba en la tabla de posiciones. ¿Por qué? En 2018, y con las últimas quince fechas por delante, los dos equipos tendrán a la Libertadores como objetivo saliente y es muy posible que tengan que descuidar un poco el campeonato local, algo que a River ya le ocurre en la actual Superliga .

Al conjunto de Gallardo le está pasando factura el hecho de competir en tres torneos al mismo tiempo: también está en los cuartos de final de la Copa Argentina luego del contundente 3 a 0 del último sábado ante Defensa y Justicia, en Formosa. Los primeros dos puntos que cedió en la Superliga, ante Argentinos en el Monumental, fueron después de jugar con cuatro suplentes en la formación inicial: Gonzalo Montiel, Alexander Barboza, Marcelo Saracchi e Iván Rossi. Tres días antes, el equipo había protagonizado el histórico 8 a 0 ante Jorge Wilstermann por la Copa Libertadores. A decir verdad, los ingresos de Montiel y de Saracchi se debieron a razones tácticas porque ni Jorge Moreira ni Milton Casco, habituales laterales titulares, habían jugado ante el conjunto boliviano. Pero no estuvieron ni Jonatan Maidana ni Leonardo Ponzio, los dos jugadores a los que más les cuesta la recuperación entre partido y partido, y el equipo lo sintió. El partido ante Argentinos (1-1) fue más bien parejo y River dejó escapar dos puntos en el Monumental.

En el 1 a 1 frente a Tigre, antes del receso por la última doble fecha de las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, Gallardo puso a todos los titulares. Así y todo, la actuación estuvo bastante por debajo de lo que puede ofrecer el equipo y Tigre le sacó dos puntos. En efecto, la irregularidad que viene mostrando River desde que arrancó el año es motivo de charla permanente en el vestuario.

De todos modos, Gallardo no observa fallas preocupantes en el andar de su equipo, más allá de que reconoce que le dio "bronca" haber resignado puntos en las últimas dos fechas de la Superliga. "Me tranquiliza que River tiene una identidad de juego, más allá de que pueda ganar o perder. Yo estaría preocupado si no hubiéramos dominado los partidos o no hubiéramos generado situaciones de gol. Y en ese sentido el equipo viene respondiendo, al margen de que siempre se puede mejorar", asegura el técnico, arquitecto del ciclo más prolífico del club a nivel internacional, con cinco títulos.

Elegante como pocos para jugar pero todavía con altibajos en su juego, Enzo Pérez lamenta los puntos que perdieron en las últimas dos presentaciones de la Superliga y remarca que "con esta camiseta no te podés dar el lujo de resignar ningún torneo". Lo justifica así: "Queremos pelear en los tres frentes que tenemos abiertos. En la Superliga no tenemos que dejar escapar puntos porque después pueden costarnos caros. La idea es mantenernos arriba, tratar de estar cerca de la punta y pelear el título". El mediocampista mendocino dice no tener un diagnóstico claro del motivo que los alejó a cuatro puntos de Boca. "Es muy pronto como para hacer una evaluación porque recién se jugaron cinco fechas. Lo que está claro es que el fútbol argentino es muy competitivo y que cualquier equipo le puede sacar puntos a cualquiera".

En la misma dirección opina Germán Lux . "Tenemos que seguir mejorando para poder ganar los partidos. Hay bastante paridad y quizás tenemos que estar atentos cuando se nos cierran atrás con el tema de los contraataques, que es a lo que apuestan la mayoría de nuestros rivales". la nacion le preguntó al arquero de River por qué el equipo parece más confiable en los mano a mano que en los partidos por el campeonato. Y Lux respondió: "No creo que sea una cuestión de motivación. Por ejemplo, en el empate contra Tigre fuimos superiores al rival pero no nos alcanzó para ganar. Tenemos que encontrar una regularidad, eso sería importante para nosotros".

Un rendimiento menos burbujeante es lo que buscan tanto el plantel como el cuerpo técnico. Si lo consiguen, están convencidos de que la posibilidad de escribir más capítulos históricos estará latente como el gen competitivo del que Gallardo supo dotar al equipo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas