Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un insólito escollo para Perú en su camino al Mundial: la banda estadounidense Green Day

Darán un concierto en el Estadio Nacional de Lima en la fecha en que debe jugarse el repechaje contra Nueva Zelanda; se cruzan acusaciones la federación peruana y el organismo gubernamental encargado del deporte, e invocan al presidente Kuczynski

Jueves 12 de octubre de 2017 • 23:59
0
Foto: Archivo

Perú soñaba con ir al Mundial por primera vez desde 1982, y especuló durante la última fase de las eliminatorias con la clasificación directa. Los resultados de la última fecha le aseguraron, en definitiva, el quinto lugar en la tabla y, en consecuencia, el repechaje contra Nueva Zelanda . Pero una vez que se aplacaron los festejos, la Federación Peruana reparó con asombro que, para la fecha en que debe jugarse ese partido, el 14 de noviembre, el Estadio Nacional de Lima, dónde Perú suele jugar sus partidos como local, el estadio estará ocupado para un concierto que dará la banda estadounidense Green Day.

La cuestión trepó a los más altos niveles: la FPF pidió ayer al gobierno de Pedro Pablo Kuczynski que garantice el uso del Estadio Nacional. "Invocamos al Poder Ejecutivo, al que, al igual que a todo el pueblo peruano, hemos visto muy comprometido en el apoyo a nuestra selección, que nos garantice el uso del Estadio Nacional, pues se debe priorizar la utilización de la estructura deportiva para lo que es su fin natural", dice un comunicado de la FPF.

El escenario es propiedad del Estado pero fue alquilado para un concierto que Green Day dará el 15 de noviembre, lo que implica que deba estar destinado a ese fin por lo menos desde la víspera, fecha que coincide con la del partido decisivo.

El Instituto Peruano del Deporte (IPD), máxima autoridad del sector en el país y ente encargado de la administración del estadio, le había advertido a la FPF que, en caso de ir al repechaje, tendría que negociar con los organizadores del concierto. La FPF sostiene que separó el uso del estadio desde hace cinco meses y que el presidente del IPD, Óscar Fernández, se comprometió en entrevistas de prensa de ese tiempo a atender afirmativamente ese pedido.

El caso llegó ya al terreno político, pues el congresista opositor Jorge del Castillo exigió hoy la renuncia de Fernández si no puede garantizar que el partido se juegue en el Nacional.

Ubicado en el céntrico distrito limeño de La Victoria, el estadio es la casa tradicional de la selección, pese a que en la ciudad hay un estadio más moderno y de mayor capacidad, el Monumental, del club Universitario, al que sin embargo no se suele recurrir, por problemas de transporte.

Fue en el Nacional dónde Perú y Colombia igualaron 1-1 el martes pasado; durante los minutos finales del partido fueron evidentes los diálogos entre los jugadores de ambas selecciones, que a la vez se comunicaban con sus cuerpos técnicos. El peruano Renato Tapia y el colombiano Radamel Falcao García confirmaron que los diálogos fueron sobre los resultados que se daban en los otros encuentros y que les abrían a ambos conjuntos las puertas al Mundial. Colombia se clasificó por vía directa, Perú acabó en zona de repechaje.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas