Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Después de 14 años, el rostro icónico de la cruenta guerra civil de Liberia apuesta por una carrera política

El icónico rostro de la guerra civil de Liberia lanza su candidatura a legislador

Viernes 13 de octubre de 2017
SEGUIR
New York Times
La icónica foto de Joseph Duo, en sus tiempos de combatiente, en 2003
La icónica foto de Joseph Duo, en sus tiempos de combatiente, en 2003. Foto: Chris Hondros

ZANGAR, Liberia.- Joseph Duo estacionó su taxi amarillo junto al río y se subió a una canoa con fajos de billetes gastados de dólares liberianos y una mochila llena de volantes en los que prometía más comida, educación gratuita y mejores hospitales. Más tarde desembarcó y avanzó por un camino pantanoso hasta llegar a Zangar, un caserío muy pobre en medio de la selva. Su mensaje era simple: "Voten por mí".

Hace 14 años, Duo no tenía esa imagen acicalada y seria que los votantes ven hoy en sus afiches de campaña, coronados con la palabra "Transformación".

Durante los últimos estertores de la guerra civil de 14 años que asoló Liberia, Duo fue fotografiado saltando en el aire: torso desnudo, músculos marcados y la cara contorsionada de entusiasmo tras haber disparado su lanzagranadas contra los rebeldes. La foto, tomada por Chris Hondros -que murió en Misurata, Libia, en 2011-, se convirtió en la imagen emblemática de un conflicto que se cobró unas 250.000 vidas y que desplazó de sus hogares a más de dos millones de personas.

Luego de más de una década de combatir en la selva, Duo depuso sus armas al terminar la guerra, en 2003. Hondros se reencontró con él en 2005 y lo alentó a retomar la escuela secundaria. Incluso se ofreció a pagarle los estudios. Después, Duo estudió Derecho Penal en la Universidad de Monrovia, capital de Liberia, mientras trabajaba en la venta de listones de madera y audicionaba para papeles como actor. Luego empezó a entrenar a policías sin armas en Paynesville, en las afueras de Monrovia.

Ahora, a los 40 años, Duo decidió probar suerte en la política, con una campaña centrada en críticas a la corrupción del establishment político y en el incumplimiento de sus promesas.

"Este país sigue en guerra, pero no es una guerra con armas -dice Duo en su casa de Paynesville-. Es una guerra económica, porque la clase alta acomodada aplasta a la enorme mayoría y sólo ellos viven ada vez mejor."

El martes pasado, los liberianos votaron para elegir nuevo presidente (George Weah, leyenda del fútbol africano, lidera los resultados provisionales anunciados ayer por la Comisión Electoral Nacional). Pero también nuevos parlamentarios. Duo era uno de los 984 candidatos de todo el país que pujaban por una de las 73 bancas. Con el cargo también llega una asignación estimada en 200.000 dólares anuales, que incluye gastos de combustible, teléfono y sueldos para asesores y empleados.

En sus afiches de campaña, Duo usa la vieja foto de Hondros. Él espera que su historia de auto-transformación (de chico-soldado y general a potencial legislador con título universitario) lo ayude a ganar.

Bajo una choza abierta de madera en Zangar, Duo les dijo a unos 30 miembros de esa comunidad que llevaban una vida "de la Edad de Piedra". Sólo accesible desde la ruta por canoa, en esta pequeña comunidad agrícola no hay ni agua corriente ni electricidad. Y, sin embargo, está a poco más de un kilómetro del aeropuerto internacional y de un flamante y cómodo hotel cuatro estrellas.

"Si ustedes se equivocan cada vez que hay que elegir, si ustedes eligen a una persona de manera automática, esa persona ¿en qué se convierte?", les pregunta Duo a los presentes.

"Es un fracaso", responde un hombre.

"Si me eligen a mí, ustedes se convierten en mis jefes", les dice Duo.

Duo, en plena campa?a, arroja caramelos a sus simpatizantes
Duo, en plena campa?a, arroja caramelos a sus simpatizantes. Foto: LA NACION

El candidato prometió construir cuatro escuelas secundarias en el distrito y asegurar educación gratuita para todos los chicos, tarea imposible incluso con su presupuesto de legislador. También prometió construir un hospedaje para generar ingresos en la zona. Y se comprometió a crear una fuerza de seguridad.

Aunque critica a los políticos en funciones, Duo apela a muchas de sus tácticas: lleva a los electores en camiones a registrarse para votar, paga en efectivo y hasta coordina la circuncisión de chicos de varias comunidades del distrito. A los miembros de la comunidad de Zangar, Duo les entregó 20 dólares para la reparación de una bomba de agua manual que estaba rota desde hacía meses.

"Sienten que si uno no hace ese tipo de cosas, no está hablando en serio", dice Duo.

El martes, los liberianos hicieron fila para votar por un candidato que reemplace a Ellen Johnson Sirleaf, la primera mujer elegida presidenta en un país africano. En la mayoría de los centros de votación de Monrovia no se registraron inconvenientes, pero en el condado Bong cientos de votantes fueron informados de que no figuraban en los padrones. El problema amenazó con arruinar la jornada electoral. Ese día, la presidenta saliente, que no podía volver a presentarse después de dos mandatos de seis años, consideró que el país estaba "preparado para la transición", la primera de un dirigente electo a otro "en tres generaciones".ß

Traducción de Jaime Arrambide

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.