Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La inflación se aceleró y el Banco Central incumplió su meta anual

La suba de precios fue del 1,9% el mes pasado y acumuló un 17,6% en el año; impacto de alimentos, ropa, colegios y salud

Viernes 13 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
La inflación se aceleró y el Banco Central incumplió su meta anual
La inflación se aceleró y el Banco Central incumplió su meta anual. Foto: Archivo

Por los aumentos en los precios de los alimentos, las cuotas de los colegios privados en territorios porteño y bonaerense, el abono de las prepagas, el valor de la indumentaria y un alza tarifaria en la zona pampeana, la inflación se aceleró en septiembre al 1,9%, acumuló en nueve meses 17,6% y perforó así el techo de la meta anual del Banco Central (BCRA), del 17%.

Pero el temor de los economistas ya no es 2017, sino lo que venga después de enero. Para 2018, la entidad presidida por Federico Sturzenegger espera una inflación de entre 8 y 12%. Pero la actual inercia destruye las expectativas oficiales de llegar a un piso mensual del 1% en el último trimestre del año, objetivo minado por las posibles subas en los servicios y en los combustibles tras las elecciones.

El dato de inflación de septiembre del Indec además golpea la credibilidad del Central para fijar referencias de inflación a futuro, como espera el Gobierno para negociar paritarias más allá de la solución de las cláusulas gatillo, y prolongará, creen los expertos, el período de tasas de interés altas, mitigando la expansión de la actividad.

Más allá de las malas noticias, el Gobierno puede apuntarse una lectura positiva del dato anual. Si en su primer año de gobierno Mauricio Macri tuvo una inflación de entre 38 y 41%, este año la suba de precios será de la mitad: cercana al 22,3%, según los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) difundidos esta semana. Para el mercado será del 22%.

El registro oficial de septiembre (medio punto arriba del de agosto) fue el más alto en cuatro meses y fue impulsado por rubros estacionales y regulados. Pero lo que más preocupó a los expertos es la persistencia de la llamada inflación núcleo, que marcó un 1,6%, dos décimas por encima del mes pasado. "En los últimos seis meses promedió una suba del 1,7% por mes. En términos anualizados equivale a una tasa del 22,4% anual", afirmó una síntesis de la economista Melisa Sala, de la consultora LCG.

LA NACION intentó comunicarse con fuentes del BCRA, pero no obtuvo respuesta. Sturzenegger presentará el miércoles que viene el Informe de Política Monetaria y ofrecerá una conferencia de prensa. Con los actuales datos, se espera que mantenga la política monetaria restrictiva que ya confirmó anteayer, al mantener sin cambios su tasa de interés de referencia. El martes, además, licitará una nueva colocación de Lebac, y se espera que al menos mantenga los niveles de tasa actuales.

Según los datos publicados ayer por el Indec, las subas más elevadas en el IPC se dieron en Prendas de vestir y calzado (3,8%) y en Educación (3,7%). También mostraron fuertes alzas Recreación y Cultura (2,7%), Salud (2,4%), Vivienda, agua, electricidad y gas (2%) y Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,8%).

"El dato de septiembre es claramente negativo, lo más preocupante es una inflación núcleo alta, del 1,6%", afirmó Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis. "Estos registros marcan una muy baja probabilidad de que el BCRA pueda cumplir con su meta de 1% de inflación promedio en los últimos meses, lo que complica la meta de 2018", indicó, y agregó: "Si la inflación termina en el orden del 1,5% promedio significaría que el BCRA no pudo bajar la inflación a lo largo de un año, ya que el 1,5% promedio fue lo que terminó el año pasado".

La inflación se aceleró
La inflación se aceleró. Foto: Archivo

"Fue malo", describió Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina. "Hay que ir bajando de a cinco puntos la inflación. Es mucho más viable que las metas que puso el Banco Central", completó el economista, que estimó un alza este año del 23% y reclamó un objetivo más realista del 18% para 2018. Para Sigaut Gravina, la reducción del déficit fiscal del año próximo se hará sobre la base de eliminación gradual de subsidios. "En 2018 hay por lo menos tres puntos porcentuales de inflación sólo por tarifas. La meta real, descontando tarifas, es de 5-9%", pronosticó. "La inflación núcleo fue menor que la total, lo que demuestra el peso de lo estacional en el índice de septiembre", señaló Camilo Tiscornia, director de C&T. "Pero es alta y ésa es la parte más difícil de la lucha para bajar la inflación".

El camino es arduo y será largo. Para el año próximo, el Fondo pronosticó una baja de la inflación al 16,7%. Pero la Argentina seguirá en el pelotón de los ocho países (está séptima) con la inflación más elevada del mundo, ranking encabezado por Venezuela y que comparten con seis países africanos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas