Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

General Motors invertirá US$ 500 millones para fabricar un nuevo modelo

La automotriz desembolsará US$ 300 millones, mientras que la cadena de proveedores aportará los otros US$ 200 millones

Viernes 13 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
Funcionarios nacionales y provinciales, junto a directivos de GM, en la planta de motores de Rosario
Funcionarios nacionales y provinciales, junto a directivos de GM, en la planta de motores de Rosario. Foto: Télam

La automotriz norteamericana General Motors (GM) anunció ayer un millonario desembolso para la producción de un nuevo modelo de Chevrolet en su planta de Rosario. En un acto en el parque industrial, Carlos Zarlenga, presidente de la compañía para la Argentina y Brasil, indicó que GM invertirá US$ 300 millones, mientras que su cadena de proveedores desembolsará otros US$ 200 millones.

Desde la compañía, sin embargo, no especificaron los detalles del nuevo producto, que -estiman- comenzarán a fabricar a partir de 2020. En la planta de Alvear, en las afueras de la ciudad santafecina, la empresa produce el Chevrolet Cruze, en su versión sedán y hatchback, y con el próximo modelo la línea se ampliará, ya que se tratará de una "nueva plataforma global que no comparte nada con el Cruze".

"Los mercados principales del nuevo vehículo van a ser Brasil y la Argentina, y se van a crear nuevos puestos de trabajo en la provincia y en el país a partir de 2020. Es un nuevo vehículo de alta tecnología y con alto valor agregado. Tiene una arquitectura global distinta y completamente nueva del Cruze", dijo Zarlenga. Sentados en la primera fila del auditorio del parque industrial lo escuchaban el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y el secretario de Industria, Martín Etchegoyen.

Un factor pendiente en la industria automotriz nacional es la competitividad, ya que producir en la Argentina es un 25% más caro que en Brasil y 65% más que en México. Sin embargo, Zarlenga indicó que la planta de Rosario "va a ser muy competitiva con esta inversión".

Sobre la reforma laboral que se aprobó recientemente en Brasil, el ejecutivo dijo que hay tres puntos que van a hacer a ese país más competitivo: "En primer lugar, se van a reducir los litigios laborales, ya que los contratos ahora tienen fuerza de ley. Segundo, cambia mucho la dinámica laboral y se acomoda mejor con las reglamentación del tipo de trabajo que se requiere hoy en día. Finalmente, el tema de qué tipos de actividades pueden hacer las terceras empresas dentro de las fábricas y una mayor desregulación en ese sentido, que va a generar mucha más eficiencia y más trabajo".

"La Argentina es un poco diferente, y si bien la reforma laboral sería un instrumento muy útil, también hay una enorme oportunidad de trabajar en acuerdos al estilo del de Vaca Muerta en varios sectores, que le van a dar mucho más dinamismo a la economía, y para eso no hacen falta grandes reformas", aclaró.

En 2016, GM fue, con el 14,2%, la segunda empresa entre las de mayor participación en el mercado doméstico. Sumadas las ventas en la Argentina y Brasil, la compañía terminó el año con 450.000 vehículos entregados, y para 2017, según Zarlenga, estiman aumentar la cantidad a 560.000. Sin embargo, la empresa, que emplea a 2100 trabajadores en el parque industrial, tuvo que suspender por nueve meses a 350 operarios debido a la caída de demanda de automóviles de Brasil. El 30 de noviembre finalizará ese período, pero la compañía todavía no anunció qué ocurrirá después con los empleados.

La planta de Rosario produce 55.000 unidades al año y exporta a Brasil el 80% de lo fabricado. "Hay un gran crecimiento de la industria automotriz este año en el Mercosur. El sector en Brasil va a crecer un 8% y va a llegar a los 2,3 millones de unidades, mientras que la Argentina crecerá al 25% y va a llegar a las 900.000", señaló.

Con respecto al análisis que hace la compañía de la Argentina, Zarlenga indicó: "Desde el principio de 2016 vimos una normalización muy importante en la operatividad del sector, que primero se manifestó con la eliminación de las DJAI, siguió con la quita de la limitación a las importaciones y la normalización al acceso de divisas. Eso generó más competencia, más diversidad de oferta para los clientes y que esta industria esté operando en la Argentina en la forma normal como opera en todos los países del mundo".

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.